Anuncio
Share

El FBI sigue sin esclarecer la muerte del agente fronterizo Martínez en Texas

El Buró Federal de Investigaciones (FBI) todavía no ha podido esclarecer las causas de la muerte del agente de la Patrulla Fronteriza (CBP) Rogelio Martínez, fallecido en noviembre en Texas, pese a las más de 650 entrevistas realizadas en la investigación, según informó hoy. EFE/ARCHIVO

El Buró Federal de Investigaciones (FBI) todavía no ha podido esclarecer las causas de la muerte del agente de la Patrulla Fronteriza (CBP) Rogelio Martínez, fallecido en noviembre en Texas, pese a las más de 650 entrevistas realizadas en la investigación, según informó hoy. EFE/ARCHIVO

EFE

El Buró Federal de Investigaciones ( FBI ) todavía no ha podido esclarecer las causas de la muerte del agente de la Patrulla Fronteriza (CBP) Rogelio Martínez, fallecido en noviembre en Texas, pese a las más de 650 entrevistas realizadas en la investigación, según informó hoy.

Martínez murió el pasado 18 de noviembre cuando respondía con un compañero a una actividad sospechosa cerca de Va Horn (Texas), a menos de 40 kilómetros de la frontera con Chihuaha (México).

Ambos agentes resultaron gravemente heridos y Martínez murió al día siguiente a causa de las lesiones sufridas en la cabeza, tal y como reveló la autopsia del médico forense del condado de El Paso (Texas).

En un comunicado de hoy, el FBI explicó que ha valorado múltiples hipótesis que incluyen una posible emboscada por parte de criminales o incluso que las lesiones tuvieses su origen en un accidente al inspeccionar las alcantarillas.

El Buró detalló que el compañero de Martínez fue quien alertó a la central del CBP con una llamada de que ambos estaban heridos, aunque no se ha podido identificar lo que dijo exactamente a causa de la confusión y la desorientación que le afectaban.

El FBI mantiene la investigación abierta y continuará buscando pistas relevantes sobre la muerte de Rogelio Martínez, con una recompensa de 50.000 dólares a todas las personas que aporten información útil para resolver el caso.

Este suceso provocó la reacción del presidente, Donald Trump, que condenó la muerte del uniformado e insistió en la necesidad de levantar un muro en la frontera con México, una de sus promesas electorales estrella.


Anuncio