Anuncio
Share

Washington nombra la calle de la embajada rusa como un opositor asesinado

La calle de la embajada rusa en Washington se llama desde hoy "Boris Nemtsov Plaza" en honor al opositor ruso homónimo asesinado en febrero de 2015 junto al Kremlin cuando investigaba la muerte de soldados rusos en Ucrania. EFE/ARCHIVO

La calle de la embajada rusa en Washington se llama desde hoy “Boris Nemtsov Plaza” en honor al opositor ruso homónimo asesinado en febrero de 2015 junto al Kremlin cuando investigaba la muerte de soldados rusos en Ucrania. EFE/ARCHIVO

EFE

La calle de la embajada rusa en Washington se llama desde hoy “Boris Nemtsov Plaza” en honor al opositor ruso homónimo asesinado en febrero de 2015 junto al Kremlin cuando investigaba la muerte de soldados rusos en Ucrania.

La Asamblea de Washington DC aprobó hoy por unanimidad el cambio de nombre del tramo de la Avenida Wisconsin donde está ubicada la embajada rusa y la ceremonia de inauguración tendrá lugar el próximo 27 de febrero, en el tercer aniversario del asesinato de Nemtsov.

El senador republicano Marco Rubio celebró esta decisión en su cuenta de Twitter y dijo que el nuevo nombre “servirá como recordatorio a (el presidente ruso, Vladímir) Putin y sus compinches de que el asesinato, la violencia y la intimidación no silenciarán a la disidencia”.

En junio del año pasado, un tribunal de Moscú declaró culpables a cinco chechenes por el asesinato de Nemtsov, pero su familia y compañeros consideran que le mataron por motivos políticos y recuerdan el suceso ocurrió cuando investigaba la muerte de soldados rusos en Ucrania.

Por eso, siguen exigiendo que se esclarezca quién encargó el crimen.

Según la versión de la Fiscalía rusa, en diciembre de 2014 los cinco condenados aceptaron matar a Nemtsov a cambio de al menos 15 millones de rublos (unos 270.000 dólares al cambio de entonces) por encargo de Ruslán Mujudínov y otros individuos no identificados.

A finales de 2015, el Comité de Instrucción de Rusia dio por cerrada la investigación, pero la familia de Nemtsov considera que la Justicia aún no ha encontrado al auténtico autor intelectual del crimen, el más sonado asesinato político perpetrado en ese país desde la caída de la Unión Soviética.


Anuncio