Anuncio
Share

Tomas clandestinas de combustible aumentaron un 51 % en México durante 2017

Fotografía de archivo del 23 de octubre de 2017, de los llamados Guachicoleros mientras extraen combustible de una toma clandestina en el municipio de San Matías Tlalancaleca, en Puebla (México). EFE/Archivo

Fotografía de archivo del 23 de octubre de 2017, de los llamados Guachicoleros mientras extraen combustible de una toma clandestina en el municipio de San Matías Tlalancaleca, en Puebla (México). EFE/Archivo

EFE

Petróleos Mexicanos (Pemex) reportó 10.363 tomas clandestinas de combustible el 2017, un 51 % más respecto de las 6.873 detectadas un año antes y una cifra récord, informó hoy la compañía estatal.

Por estados, Guanajuato (centro) se convirtió en la región donde se descubrieron más puntos de ordeña de combustible, con 1.852, el 18 % del total nacional.

Le siguen Puebla (centro), con 1.443 de los llamados piquetes a ductos; Tamaulipas (noreste), con 1.100 tomas clandestinas, Hidalgo (centro), con 1.064, y Veracruz (este), con 1.012.

Estos cinco estados concentran el 62 % del total de tomas clandestinas reportadas el pasado año.

El robo de combustible a través de los oleoductos alcanzó también la Ciudad de México, que pasó de 16 puntos de extracción ilegal de gasolina el 2016 hasta 91 puntos en 2017.

En Sonora (norte), las tomas clandestinas pasaron de 19 a 97 y en Jalisco (oeste), de 306 a 530.

En Morelos (centro), la ordeña de combustible creció más del 560 % al pasar de 57 a 378 puntos.

El mes en que se detectaron más tomas clandestinas fue en marzo, con 1.057.

El robo de combustible en México genera pérdidas de entre 15.000 y 20.000 millones de pesos anuales (entre 800 millones de dólares y 1.070 millones de dólares), y en el delito pueden estar involucrados trabajadores de Pemex, según datos oficiales.


Anuncio