Anuncio
Share

Gobernador de Puerto Rico anuncia “profunda transformación” educativa pública

Fotografía del gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosseló. EFE/Archivo

Fotografía del gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosseló. EFE/Archivo

EFE

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, anunció hoy una “profunda transformación” del sistema público de educación” en la isla con una nueva estructura administrativa, descentralizada y con autonomía regional.

En un mensaje a la ciudadanía desde La Fortaleza, Rosselló ahondó en que se establecerá en dicha reforma una asignación monetaria por estudiante y por cada escuela una facultad completa.

“En Puerto Rico tenemos un extraordinario talento, inteligencia y capacidad creativa en nuestros estudiantes y maestros. Lo que falta es un sistema que les permita desarrollar esos talentos y destrezas a su máximo potencial. En esta misión, se nos va la vida”, expresó el primer ejecutivo.

La Reforma propuesta contempla la creación de Escuelas Alianza, que permite que ciertas entidades sin fines de lucro, como municipios, universidades o grupos de padres administren ciertas escuelas para mejorar la enseñanza con una administración más eficiente.

También, se da la flexibilidad a la secretaria del DE para propiciar Entidades Educativas Certificadas que estarán enfocadas en brindar enseñanza especializada al estudiantado de Educación Especial.

“El sistema educativo actual no responde a lo que se necesita para capacitar a nuestros estudiantes para triunfar en un mundo cada vez más competitivo y complejo”, añadió Rosselló.

Las Escuelas Alianza serán parte del sistema de educación pública, gratuita y no sectaria de Puerto Rico.

Estas escuelas, así como las Entidades Educativas Certificadas que administren las mismas, estarán sujetas a los mismos estándares de evaluación y rendición de cuentas del resto de las escuelas públicas.

Los padres tendrán la opción de utilizar estas escuelas que deberán fomentar el bilingüismo (español e inglés) en su enseñanza; priorizar en una educación enfocada en la Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (STEM, por su sigla en inglés); y Educación Especial.

De igual forma, el primer ejecutivo anunció que por primera vez en diez años se otorgará un aumento salarial de $125 mensuales a los maestros; también se implantarán beneficios adicionales por logros.

Desde el 2014, explicó, ha habido una reducción de 78.000 estudiantes en el sistema público; se espera que para el 2022 haya 54.000 estudiantes menos.

“Esta reducción redunda en una pérdida de más del 30 por ciento del estudiantado en ocho años. Ante esto, se ajustará el número de escuelas luego de evaluar la necesidad, distancia, condición del plantel y matrícula, con el fin de tener mejores instalaciones escolares”, indicó Rosselló en su alocución.

De igual forma, se explicó que existirá una reinversión de los ahorros: 35 millones en servicios de Educación Especial; 38 millones en salarios; 24 millones en libros; 31 millones en remedios provisionales; 4 millones en Oficina para el Mejoramiento de las Escuelas Públicas (OMEP) y 7,5 millones en servicios vocacionales; y 13 millones en equipo.

Como alternativa adicional para promover la igualdad en el acceso a una educación de calidad para los sectores más vulnerables, la Reforma Educativa crea el Programa de Vales Educativos y Libre Selección de Escuelas.

Mediante este programa -que se proyecta pueda comenzar a operar en fases de implementación para el año escolar 2019-2020- se proveen alternativas adicionales para que los padres puedan seleccionar la mejor enseñanza.

Se permitirá la selección de la escuela pública, además de la concesión de vales educativos (becas) para seleccionar instituciones privadas de educación costeadas por el Gobierno, según fue detallado en el Plan para Puerto Rico.

De igual forma, se establecerá una estructura más eficiente basada en un sistema descentralizado de educación.

Su fin es destinar más del 75 por ciento del presupuesto del DE a las gestiones educativas en los salones y las actividades relacionadas que dan prioridad al estudiantado.

El DE también desarrollará una fórmula presupuestaria de costo promedio por estudiante que tomará en consideración las necesidades especiales de cada uno para la asignación de fondos a cada escuela y a la oficina regional educativa.

Esta fórmula garantizará que cada estudiante reciba la misma inversión de recursos.

Por otra parte, se elimina la estructura anticuada de los distritos escolares -los cuales no tienen autonomía ni poder para hacer cambios en sus regiones- y se consolidan junto a las regiones educativas.

Esta nueva estructura se llamará la Oficina Regional Educativa (ORE).

Esto sustituye las siete regiones y los 28 distritos escolares que dependen de la burocracia centralizada.

La ORE tendrá un activo en la toma de decisiones y ostentará mayor responsabilidad en la administración educativa y académica.

En la actualidad, las funciones administrativas se llevan a cabo en las regiones y las funciones académicas en los distritos.

Asimismo, se modifican las facultades de los Consejos Escolares para dar autonomía a la comunidad sobre sus escuelas.

Ahora, los padres podrán administrar la escuela y los recursos con las Alianzas Escuelas.

Por otra parte, la fiscalización es otro de los principios identificados en la reforma educativa.

La Reforma facultará a la secretaria de Educación establecer un proceso de evaluación de desempeño del personal y de rendición de cuentas, en el que se puedan identificar sin demora las deficiencias y la forma de atenderlas.

También se establecerá un sistema de evaluación anual de desempeño de las escuelas.

Igualmente, se establecerán métricas para el progreso en las materias de inglés, español y matemáticas; el por ciento de graduandos; y otras áreas como logros del maestro y el desarrollo laboral del estudiante.


Anuncio