Anuncio
Share

Se crean 200.000 empleos en enero y la tasa de desempleo se mantiene en 4,1 %

Varias personas que buscan empleo se inscriben para aspirar a las vacantes de una empresa maquiladora. EFE/Archivo

Varias personas que buscan empleo se inscriben para aspirar a las vacantes de una empresa maquiladora. EFE/Archivo

EFE

El índice de desempleo de Estados Unidos se mantuvo estable en el 4,1 % por cuarto mes consecutivo en enero, mes en el que se crearon 200.000 nuevos empleos, mientras que entre los hispanos la tasa subió un punto porcentual hasta el 5 %, informó hoy el Gobierno.

Este dato de desempleo, que es el nivel más bajo desde el año 2000, refuerza la idea de que la economía nacional se estabiliza en cuotas de pleno empleo, gracias a la creciente demanda en el sector inmobiliario y el repunte de la inversión de capital.

Además, los 200.000 nuevos empleos creados en el primer mes del año suponen una notable mejora en relación a diciembre, cuando se crearon 161.000 puestos de trabajo, según la cifra revisada divulgada hoy por el Departamento de Trabajo.

Entre la comunidad hispana, la tasa de desempleo subió un punto porcentual hasta llegar al 5,0 %, un cambio que se debe principalmente al descenso de empleo entre los hombres latinos.

Sin embargo, el mercado laboral entre las mujeres hispanas mejoró siete puntos hasta el 4,6 %.

En los últimos tres meses, EEUU creó un promedio de 192.000 nuevos empleos, una media superior al promedio que se registró en el conjunto de 2017, que se quedó en 181.000.

En el conjunto de 2017, el primer año con Donald Trump como presidente, se crearon 2,17 millones puestos de empleo, un dato inferior a 2016, el último año completo del expresidente Barack Obama, cuando se crearon 2,34 millones de empleos.

El salario promedio por hora se incrementó en 9 centavos (un 0,3 %) con respecto a diciembre y quedó en 26,74 dólares, un incremento que situó el aumento anual en el 2,9 %, marcando el nivel más alto desde junio de 2009.

Habitualmente, en los años de bonanza económica los salarios crecen entre un 3 % y un 4 % anual.

En cuanto a la tasa de participación ciudadana en la fuerza laboral, que refleja el número de personas en edad de trabajar que buscan activamente empleo, quedó en el 62,7 %, prácticamente estable, una marca cerca del nivel más bajo desde la década de 1970.

La cantidad de personas sin trabajo durante 27 semanas o más, los llamados desempleados de larga duración, cayó como porcentaje de todos los desempleados hasta el 21,5 %, desde un 22,9 % el mes precedente.

Uno de los puntos más débiles en el informe, según los analistas, es que la media de horas semanales trabajadas disminuyó de manera inesperada hasta las 34,3 horas.

Por sectores, la construcción agregó 36.000 empleos, la restauración contrató a 31.000 nuevos trabajadores, la salud aumentó las nóminas en 21.000 y la manufacturera aumentó en 15.000 puestos.

Según los expertos, es probable que la tasa de desempleo caiga por debajo del 4 % en los próximos meses por primera vez desde el 2000, gracias al estímulo que supondrá este año la reforma fiscal del presidente, Donald Trump.

Estos datos positivos acercan al país al pleno empleo, uno de los objetivos de la Reserva Federal (Fed), que esta semana cerró sin modificar los tipos de interés de referencia entre el 1,25 % y el 1,5 %, a la vez que se dejó el probable ajuste para marzo, en la última reunión con Janet Yellen como presidenta.

Wall Street abrió hoy a la baja, con un descenso del 0,82 % en el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, minutos después del comienzo de la sesión, mientras que el selectivo S&P 500 bajaba un 0,62 % y el índice compuesto del mercado Nasdaq perdía un 0,48 %.

Por otro lado, el Departamento de Trabajo señaló en un comunicado que el cierre de tres días de la Administración federal, del 20 al 22 de enero, interrumpió parte de la recogida de datos para el informe presentado hoy, pero no tuvo “efectos discernibles” sobre los números clave.


Anuncio