Anuncio
Share

EEUU seguirá trabajando con Turquía pese a las diferencias sobre Siria

"Turquía es un aliado de la OTAN y, aunque no siempre vemos las cosas de la misma manera, seguiremos trabajando juntos", afirmó la portavoz del Departamento de Defensa, Dana White, durante una rueda de prensa que tuvo lugar en el Pentágono. EFE/EPA/Archivo

“Turquía es un aliado de la OTAN y, aunque no siempre vemos las cosas de la misma manera, seguiremos trabajando juntos”, afirmó la portavoz del Departamento de Defensa, Dana White, durante una rueda de prensa que tuvo lugar en el Pentágono. EFE/EPA/Archivo

EFE

Estados Unidos volvió a insistir hoy en la legitimidad de las preocupaciones de Turquía ante la presencia de milicias kurdas en la región siria de Afrín, situada cerca de la frontera turca, y defendió que aunque ambos países “no siempre” ven la situación de la misma forma seguirán trabajando juntos.

“Turquía es un aliado de la OTAN y, aunque no siempre vemos las cosas de la misma manera, seguiremos trabajando juntos”, afirmó la portavoz del Departamento de Defensa, Dana White, durante una rueda de prensa que tuvo lugar en el Pentágono.

White, que aseguró que Washington y Ankara mantienen conversaciones “constantemente”, dijo que Estados Unidos ha subrayado al Gobierno del presidente Recep Tayyip Erdogan la necesidad de “limitar la operación (militar)” y que además le ha pedido que “se contenga” con el fin de evitar bajas civiles.

Por su parte, el teniente general Kenneth McKenzie, director del Estado Mayor Conjunto, insistió, tal y como viene haciendo desde hace días el Gobierno del presidente Donald Trump, en que la preocupación de Ankara es “legítima”, pero reiteró que ambos países deben permanecer “centrados” en su objetivo común que, según dijo, es derrotar al Estado Islámico (EI).

Los enfrentamientos en Afrín suponen un quebradero de cabeza para el actual equilibrio de intereses en el que se desarrolla la guerra contra el EI en la región, ya que el Ejército estadounidense lidera una coalición internacional en la que participan las opositoras Fuerzas de Siria Democrática (FSD) y combatientes kurdos.

Turquía ha mostrado su preocupación porque esta alianza pueda dar pie a que los kurdos vean legitimadas sus históricas reclamaciones territoriales y ha criticado a Estados Unidos por dotar de armamento a los combatientes kurdos ante el temor de que las armas puedan acabar en manos de la guerrilla del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

“Nuestra intención es recuperarlas cuando termine la operación contra el EI, que, como saben, continúan en la región del valle del río Éufrates. Y ese equipamiento está siendo empleado con un buen propósito por parte del FSD”, zanjó McKenzie.


Anuncio