Anuncio
Share

Familiares recuerdan a víctimas de explosión en oficinas de Pemex en 2013

Empleados, familiares y sobrevivientes de la explosión en las oficinas de Petróleos Mexicanos (PEMEX), asisten a una misa hoy, miércoles 31 de enero de 2018, en Ciudad de México (México). EFE

Empleados, familiares y sobrevivientes de la explosión en las oficinas de Petróleos Mexicanos (PEMEX), asisten a una misa hoy, miércoles 31 de enero de 2018, en Ciudad de México (México). EFE

EFE

Empleados, familiares y sobrevivientes recordaron hoy a las víctimas de la explosión registrada hace cinco años en el complejo de oficinas de Petróleos Mexicanos (Pemex) en la capital del país, que dejó más de una treintena de muertos y un centenar de heridos.

Uno de los fallecidos en dicha tragedia fue Daniel García, hijo de Gloria García, empleada de Pemex y quien acudió con una fotografía a la ceremonia religiosa celebrada en una iglesia católica cercana al complejo administrativo de la petrolera.

“Parece que fue ayer, la herida no cierra. Es muy triste, yo sigo trabajando y paso por donde falleció mi hijo (también trabajador de Pemex) y es como ir al panteón todos los días”, recuerda.

Una manta con los nombres de las víctimas fue colocada en una pared interior de la Iglesia y el sacerdote leyó todos los nombres al final de la misa del quinto aniversario de la explosión.

“Para mí es una pena muy dura y a pesar de que han pasado cinco años y mucha gente dice que ya para qué, nadie sabe lo que pesa el morral, solo el que lo trae cargando”, dijo la madre después de la misa, que reunió a casi medio millar de personas.

Javier Blas Villegas, de 51 años y técnico en electrónica, se encontraba en la planta baja del edificio B2 del complejo al momento en que ocurrió el estallido, que le dejó inconsciente y gravemente herido.

“Estaba en el área de personal en la planta baja del edificio B2, casi en el centro de la explosión: fue un parpadeo, cuando desperté estaba todo destruido”, relata a Efe al precisar que no tiene recuerdos claros de lo ocurrido.

Cinco años después “sigo en recuperación, sigo en rehabilitación, he superado muchos obstáculos físicos, gracias a Dios sobreviví", expresa Blas, quien ahora se ayuda de muletas al caminar.

“Tenía poca expectativa de vida, pero sobreviví", relata Blas, quien dice que quiere aprovechar esta “otra vida” para estar con su familia y ser productivo.

“Quiero hacer un negocio, Dios me va a dar más años de vida y quiero hacer algo, no puedo estar sin hacer nada. Soy técnico en electrónica y voy a reparar equipo electrónico”, cuenta.

Acompañado por una hija adolescente, Blas subió y bajó con dificultad la veintena de escalones para entrar a la Iglesia, que reunió a empleados, directivos de Pemex y a los familiares de las personas fallecidas y los sobrevivientes.

Sostiene que quiere ayudar a personas que han enfrentado problemas de salud como los que vive ahora y que le han hecho entender que es “muy difícil usar bastón y silla de ruedas”.

“En México no hay accesibilidad, ya lo sufrí, entendí, pero no me voy a echar para atrás”, apunta.

Según el peritaje oficial de la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía), la acumulación de gas metano y vapores solventes provocaron la explosión en el edificio B2 del complejo de oficinas de Pemex en Ciudad de México.


Anuncio