Anuncio
Share

El Gobierno mexicano presume que 4,5 millones dejaron la pobreza desde 2012

Fotografía cedida por la casa presidencial del secretario de Desarrollo Social de México (Sedesol) Eviel Pérez Magaña (i), y el vocero de Gobierno de la República Eduardo Sánchez (d), hablando durante una rueda de prensa conjunta hoy, martes 30 de enero de 2018, en Ciudad de México (México). EFE/Presidencia de México/SOLO USO EDITORIAL

Fotografía cedida por la casa presidencial del secretario de Desarrollo Social de México (Sedesol) Eviel Pérez Magaña (i), y el vocero de Gobierno de la República Eduardo Sánchez (d), hablando durante una rueda de prensa conjunta hoy, martes 30 de enero de 2018, en Ciudad de México (México). EFE/Presidencia de México/SOLO USO EDITORIAL

EFE

El secretario de Desarrollo Social de México, Eviel Pérez Magaña, aseguró hoy que 4,5 millones de personas dejaron de ser pobres en el país y otros 2,2 millones dejaron la pobreza extrema desde el inicio del mandato del presidente, Enrique Peña Nieto, en 2012.

“Los resultados son producto del esfuerzo colectivo de muchos mexicanos y de la convicción del presidente, Enrique Peña Nieto, de poner la agenda social en el centro de las prioridades de su gobierno”, dijo Magaña a poco más de cinco meses de las elecciones presidenciales.

Asimismo, informó que, respecto a 2012, 6,2 millones de mexicanos más cuentan con servicios de salud, 3,4 millones con seguridad social, 1,2 millones tienen acceso a agua potable y electricidad en su vivienda y 2,8 millones dejaron atrás la desnutrición.

“Estos logros nos acercan más a una meta: conformar una sociedad más equitativa que brinde oportunidades para todos”, aseguró a su vez el portavoz del Gobierno, Eduardo Sánchez, en rueda de prensa.

Según datos oficiales del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), en 2012 había 53 millones de pobres, cifra que aumentó hasta los 55 millones en 2015 pero que volvió a disminuir de nuevo en 2016 hasta los 53 millones (43,6 % de la población).

De hecho, ese mismo año el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) modificó la metodología utilizada para medir los ingresos de los hogares, lo que generó polémica porque se alteró la continuidad de los resultados de la pobreza en el país.

Los ingresos de los hogares es una de las variables que el Coneval utiliza para medir la pobreza junto con el acceso a la educación, a la salud, a la seguridad social, a la alimentación, a la vivienda y a los servicios básicos.

El mismo Coneval criticó en su momento que el cambio de medición del instituto estadístico supone “una ruptura en la serie histórica” que se llevaba manteniendo desde 2008.

Más de 150 expertos firmaron una carta abierta ante ambas instituciones para pedir un cálculo preciso sobre el ingreso de los hogares y el cálculo de la pobreza en México. EFE

er/msc


Anuncio