Anuncio
Share

Delegación de los Medias Rojas llega a Puerto Rico con ayuda humanitaria

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, habla en entrevista con Efe realizada en La Fortaleza, sede del Ejecutivo, en el Viejo San Juan. EFE/Archivo

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, habla en entrevista con Efe realizada en La Fortaleza, sede del Ejecutivo, en el Viejo San Juan. EFE/Archivo

EFE

Una delegación de los Medias Rojas de Boston, incluyendo a su dirigente, el puertorriqueño Alex Cora, entregaron hoy un donativo de 200.000 dólares al Municipio de Caguas , además de suministros para la comunidad y equipo deportivo para cuatro escuelas superiores.

Tras partir con una hora de retraso desde el Aeropuerto Logan en Boston, Cora, junto al presidente de los Medias Rojas, Sam Kennedy; el alcalde de Boston, Marty Walsh, y los lanzadores Chris Sale y Rick Porcello y receptor boricua Christian Vázquez, llegaron a Puerto Rico con los suministros.

En el Aeropuerto Luis Muñoz Marín de San Juan, la representación deportiva fue recibida por el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, para luego partir al sector La Mesa en Caguas, municipio aledaño a San Juan y pueblo natal y de crianza de Cora, el segundo dirigente puertorriqueño en las Grandes Ligas.

“Me siento complacido que hayan venido. Esto es un poquito de lo que podemos hacer. Pero de corazón, con todo el empeño que tenemos para seguir”, sostuvo Cora a las más de 300 personas que acudieron a la actividad en La Mesa y a quienes a cada uno, los Medias Rojas les donarían cajas de agua, comida y suministros.

La contribución humanitaria fue iniciada por Cora, pues cuando fue elegido para dirigir a los Medias Rojas, éste le pidió a la gerencia del equipo una sola cosa: un avión fletado con ayuda para sus compatriotas.

“Gracias de todo corazón, por venir a este gran pueblo. Esto es algo bien importante para nosotros”, agregó Cora, quien de esta manera se une a otros deportistas puertorriqueños, como José Juan Barea, Carlos Beltrán, Carlos Correa y Carlos Arroyo, que han ayudado en la reconstrucción de la isla después del huracán María.

Igualmente, Cora y el resto de sus jugadores entregaron equipo deportivo a estudiantes de cuatro escuelas de Caguas: Escuela Vocacional República de Costa Rica, Escuela Manuela Toro Morices, Escuela Eloisa Pascual y la Escuela José Gautier Benítez.

La ayuda, otorgada por uno de los equipos de mayor tradición de las Grandes Ligas, incluyó un cheque de 200.000 dólares al alcalde de Caguas, William Miranda Torres, con el objetivo de ayudar a los ciudadanos del municipio que quedaron afectados por el paso del huracán María, el cual arrasó a la isla en septiembre pasado.

El equipo, a su vez, delegó al municipio identificar las necesidades más apremiantes del pueblo, siendo la falta de vivienda adecuada una de las necesidades básicas más afectadas.

Ante esto, la novena determinó hacer el donativo para que las familias puedan adquirir materiales y mano de obra para rehabilitar sus viviendas.

El municipio, por su parte, tendrá a cargo de identificar a los ciudadanos elegibles para este donativo y asegurar el buen uso de estos fondos.

También, el municipio brindará el apoyo técnico de evaluación, recopilación de datos y preparación del expediente que será suministrado al comité evaluador de los Medias Rojas para que puedan ser revisados y seleccionados para recibir la ayuda económica.

El máximo de ayuda económica para una familia, será de 10.000 dólares.

En algunos casos, no obstante, cuando exista una razón meritoria se podrá asignar una cantidad adicional.

La aportación deberá ser utilizada para gastos de materiales de construcción, pintura, “sellador” de techo, mano de obra, así como material o equipo necesario par cubrir la falta de energía eléctrica.

“Al ver de donde Alex y Christian vienen, de la pasión del béisbol que tienen aquí y el venir a ayudar en esta comunidad, es grandioso”, sostuvo Sale, de 28 años y uno de los lanzadores más temidos de las Grandes Ligas.

“Yo me crié en Florida, donde pasan muchos huracanes y conozco lo que es una devastación. Pero el verlo en la televisión y en fotos, no es lo mismo que verlo en carne propia. Se me paran los pelos. Es inexplicable”, agregó Sale, quien visita a Puerto Rico por segunda ocasión.


Anuncio