Anuncio
Share

La ONU alerta sobre la situación de los civiles en el noroeste de Siria

El secretario general de la ONU, António Guterres. EFE/Archivo

El secretario general de la ONU, António Guterres. EFE/Archivo

EFE

La ONU llamó hoy la atención sobre la difícil situación que viven los civiles en el noroeste de Siria, donde combates recientes han dejado numerosas bajas y han forzado a mucha gente a dejar sus hogares.

Según la organización, los bombardeos aéreos y la lucha en el sur de la provincia de Idleb y en el norte de Hama han forzado el desplazamiento de más de 270.000 personas desde el pasado 15 de diciembre.

“Durante estos meses de invierno fríos y húmedos, muchas familias no tienen más que tiendas de campaña improvisadas que comparten con otros”, explicó la número dos de los servicios humanitarios de Naciones Unidas, Ursula Mueller, al Consejo de Seguridad.

En esa zona, aseguró, continúan además los ataques a instalaciones médicas y, sólo en diciembre, se registraron 16 acciones contra hospitales y clínicas.

El Ejército sirio y milicias afines sirias y de otras nacionalidades iniciaron el pasado otoño una ofensiva en el sureste de Idleb y el noreste de Hama para arrebatar esa zona a fuerzas rebeldes e islamistas.

La ONU también advirtió hoy sobre la situación en Afrín, el cantón kurdo del norte de Siria objeto actualmente de una ofensiva del Ejército turco.

Según Mueller, la organización está vigilando de cerca la situación de las más de 300.000 personas que viven en la zona y ha recibido informes de que unas 15.000 habrían sido desplazadas dentro del distrito y otras 1.000 hacia la provincia de Alepo.

Además, dijo que hay información de que las autoridades locales estarían restringiendo los movimientos de población.

Mueller analizó con el Consejo de Seguridad de la ONU la situación humanitaria en Siria, reiterando una vez más la tragedia que se vive en el país.

Según las estimaciones de Naciones Unidas, 13,1 millones de personas necesitan protección y asistencia humanitaria, entre ellos 6,1 millones de desplazados internos.

Otros 5,5 millones de sirios están refugiados en países vecinos, recordó.

Durante 2018, la ONU busca asistir a 13 millones de personas en Siria para lo que calcula que necesitará unos 3.500 millones de dólares.

Además, la organización reclamó hoy acuerdos para la evacuación médica de cientos de enfermos en Guta oriental, bastión opositor asediado por el régimen cerca de Damasco, y un mejor acceso humanitario en ésta y otras zonas. EFE


Anuncio