Anuncio
Share

ONG latinoamericana Techo prosigue construyendo viviendas módulo en P. Rico

Voluntarios del proyecto Techo en Puerto Rico trabajan en el tejado de una residencia hoy, martes 30 de enero de 2018, en el Barrio San Isidro, en el municipio de Canóvanas, al este de la isla. EFE

Voluntarios del proyecto Techo en Puerto Rico trabajan en el tejado de una residencia hoy, martes 30 de enero de 2018, en el Barrio San Isidro, en el municipio de Canóvanas, al este de la isla. EFE

EFE

La organización no gubernamental latinoamericana Techo, con sede en Chile, prosigue su misión en Puerto Rico construyendo decenas de casas módulos a ciudadanos que perdieron sus residencias a causa del huracán María en septiembre pasado.

El arquitecto argentino Francisco Susmel, líder del proyecto Techo en Puerto Rico, explicó hoy a Efe que las viviendas que levantan son módulos que cuentan con los ajustes técnicos necesarios para resistir un ciclón con anclaje en la estructura y piso.

Tras llegar a la isla en octubre pasado, Susmel contó que su plan inicial fue visitar diversos municipios, de los cuales acudió a alrededor de 15, y analizar cuál era el de mayor urgencia para comenzar a reconstruir las viviendas, escogiendo, entonces, Canóvanas, al este de San Juan, específicamente el Barrio San Isidro.

“El llegar acá fue complejo, en un momento tan crítico, sin luz, sin internet, sin conexión de teléfono”, recordó el joven de 31 años, quien admitió que “todavía hoy hay problemas para conseguir materiales”.

Y a pesar de que el huracán María arrasó a Puerto Rico hace más de cuatro meses, aún el Barrio San Isidro -invadido por cientos de familias hace varias décadas- no cuenta con servicio de electricidad y sus carreteras están completamente destruidas por las lluvias lo que ha dificultado la llegada allí del equipo pesado para limpiar escombros.

“No ha sido fácil, pero la realidad es que hay muchos voluntarios y ciudadanos que quieren trabajar y que se quieren comprometer con sus vecinos poniendo sus esfuerzos. Ahí se nos han simplificado las cosas. La gente quiere avanzar y seguir adelante, pero en otro sentido ha sido complejo”, abundó.

La invitación de Techo a Puerto Rico la propuso el rapero puertorriqueño Residente, quien llegó varias semanas después del paso de María junto a los voluntarios de la ONG para evaluar cómo responder a la situación de emergencia, que dejó a miles de residencias en la isla sin tejados.

El plan de trabajo de Techo en la isla contó también con el levantamiento de información en zonas identificadas en situación de vulnerabilidad antes del huracán.

De los primeros esfuerzos de sistematización y análisis de la información brindada por 95 familias encuestadas, la falta de electricidad surgió ser la principal necesidad (87 %), seguido de la vivienda (79 %), soluciones para sus techos (71 %), el acceso a agua potable (65 %) y el recogido de escombros (64 %).

En cuanto a la vivienda, el 52 % respondió que el nivel de afectación era que los daños eran irreparables y el 21 % señaló haber perdido el techo.

Tras concretar las encuestas, el voluntariado de Techo comenzó a reconstruir las residencias, de las cuales completaron cuatro para finales del año pasado y estos días levantaban cuatro más, para un total de ocho.

Además, como parte del plan de reconstrucción en la isla, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por su sigla en inglés) ha colocado miles de toldos azules en techos en toda la isla, como una solución parcial.

“La gente levanta sus viviendas como pueden”, aseguró Susmel, con diez años de experiencia con Techo.

“La verdad es que en todos lados nos encontramos con esta complejidad, y los techos azules ya son parte del paisaje y es alarmante cuando no lo ves cambiado. ¿Hasta cuándo?”, agregó Susmel, con experiencia de voluntariado en África.

Susmel adelantó que espera quedarse en Puerto Rico hasta abril o mayo próximo, y su plan es que más voluntarios, arquitectos y estudiantes continúen la misión de Techo.

Ante todo, Techo busca recaudar dos millones de dólares para implementar las siguientes fases del plan de acción: movilizar a 3.000 voluntarios durante la construcción de más de 250 viviendas de emergencia junto con las familias afectadas.

Posteriormente, las familias podrán realizar mejoras progresivas en la vivienda como ampliaciones.

Techo es una organización presente en Latinoamérica, que busca superar la situación de pobreza que viven millones de personas en los asentamientos informales, a través de la acción conjunta de sus pobladores y jóvenes voluntarios.

Techo está presente en Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela, cuenta con una oficina en Estados Unidos y su oficina internacional se encuentra en Santiago de Chile.


Anuncio