Anuncio
Share

EEUU ve legítimo el recelo turco por la presencia de kurdos en frontera siria

Estados Unidos calificó hoy de "legitimas" las preocupaciones expresadas en los últimos días por Turquía ante la presencia de milicias kurdas en la región de Afrin, situada en el extremo noroeste de Siria, que llevó a Ankara a ordenar una ofensiva militar en la zona el pasado sábado. EFE/Archivo

Estados Unidos calificó hoy de “legitimas” las preocupaciones expresadas en los últimos días por Turquía ante la presencia de milicias kurdas en la región de Afrin, situada en el extremo noroeste de Siria, que llevó a Ankara a ordenar una ofensiva militar en la zona el pasado sábado. EFE/Archivo

Estados Unidos calificó hoy de “legitimas” las preocupaciones expresadas en los últimos días por Turquía ante la presencia de milicias kurdas en la región de Afrin, situada en el extremo noroeste de Siria, que llevó a Ankara a ordenar una ofensiva militar en la zona el pasado sábado.

“Estamos trabajando estrechamente con Turquía. Es un aliado de la OTAN y tienen preocupaciones de seguridad legítimas”, declaró la portavoz del Departamento de Defensa, Dana White, durante una rueda de prensa celebrada en el Pentágono.

Estos hechos suponen un problema en el actual equilibrio de intereses en el que se desarrolla la guerra contra el Estado Islámico (EI) en la región, ya que el Ejército estadounidense lidera una coalición internacional en la que participan las opositoras Fuerzas de Siria Democrática (FSD) y combatientes kurdos.

Esta alianza ha generado diversas fricciones tanto con Rusia, que también lucha contra el EI en Siria, pero del lado del presidente Bashar al Assad, como con Turquía, que desconfía de que esta situación pueda dar pie a que los kurdos vean legitimadas sus históricas reclamaciones territoriales.

Además, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha expresado en reiteradas ocasiones su oposición a que el Pentágono suministre armamento a unos kurdos que, una vez derrotado el enemigo común, podrían dirigirse a territorio turco.

En este sentido, el teniente general Kenneth McKenzie, director del Estado Mayor Conjunto, se mostró hoy tajante al afirmar que no se ha suministrado ningún tipo de “equipamiento” a los combatientes kurdos presentes en Afrín.

“Realizamos un cuidadoso seguimiento de las armas que suministramos y, dentro de las posibilidades, nos aseguramos de que no caen en las manos equivocadas”, explicó McKenzie.

El teniente general reconoció que existen conversaciones con las autoridades turcas sobre la posibilidad de crear una “zona de seguridad” en la región pero, según dijo, es apenas “un concepto que está en el aire”.

Este miércoles, el presidente, Donald Trump, urgió su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, a que limite las operaciones militares lanzadas por Turquía en Afrín contra las milicias kurdas para “evitar víctimas civiles”.

Trump reaccionó así a la ofensiva terrestre con tanques que el Ejército turco ha abierto en Afrín contra las milicias kurdas Unidades de Protección Popular (YPG), que Ankara considera terroristas mientras Washington las ve como un aliado contra el EI.


Anuncio