Anuncio
Share

Gobierno de EEUU vuelve a suspender Título III de ley Helms-Burton sobre Cuba

El secretario de Estado, Rex Tillerson, anunció hoy la extensión por otros seis meses de la suspensión del derecho incluido en la ley Helms-Burton de demandar a empresas extranjeras que negocien con propiedades confiscadas a estadounidenses por el Gobierno de Cuba. EFE/EPA/ARCHIVO/POOL

El secretario de Estado, Rex Tillerson, anunció hoy la extensión por otros seis meses de la suspensión del derecho incluido en la ley Helms-Burton de demandar a empresas extranjeras que negocien con propiedades confiscadas a estadounidenses por el Gobierno de Cuba. EFE/EPA/ARCHIVO/POOL

El secretario de Estado, Rex Tillerson, anunció hoy la extensión por otros seis meses de la suspensión del derecho incluido en la ley Helms-Burton de demandar a empresas extranjeras que negocien con propiedades confiscadas a estadounidenses por el Gobierno de Cuba.

Tillerson notificó el 12 de enero al Congreso de la extensión, que regirá desde el próximo 1 de febrero.

La Ley Libertad de 1996, conocida como Helms-Burton por los congresistas que la promulgaron (Jesse Helms y Dan Burton), constituye actualmente la columna vertebral del embargo al que Estados Unidos tiene sometido a Cuba desde los años sesenta.

La norma castiga a empresas extranjeras que realicen negocios en Cuba y permite las demandas contra compañías o personas que usen bienes expropiados por el Gobierno cubano a ciudadanos o empresas estadounidenses.

En su Título III, la ley Helms-Burton permite a estadounidenses, así no lo fueran en el momento de la expropiación, presentar en cortes de Estados Unidos reclamos de bienes en Cuba y prohíbe a empresas extranjeras negociar con estas propiedades confiscadas.

Sin embargo, esta cláusula ha estado siempre suspendida y los expresidentes Bill Clinton, George W. Bush y Barack Obama prorrogaron cada seis meses la suspensión.

En 2013, Obama delegó la decisión sobre la prórroga a la Secretaría de Estado.

La extensión anunciada hoy por Tillerson es la segunda bajo el Gobierno de Donald Trump, que ha endurecido las relaciones diplomáticas con la isla.

La aplicación del Título III afectaría a empresas con negocios en Cuba de aliados de Estados Unidos, como Canadá o la Unión Europea (UE).

Beneficiaría, por otro lado, a cubano-estadounidenses que reclaman la propiedad de infraestructuras como el aeropuerto internacional José Martí de La Habana o el puerto de Santiago de Cuba.

La ley Helms-Burton fue promulgada en marzo de 1996 después de que aviones de la Fuerza Aérea de Cuba derribaron dos avionetas de la organización de exiliados cubanos “Hermanos al Rescate” sobre aguas internacionales del estrecho de la Florida.


Anuncio