Anuncio
Share

México licitará 37 áreas terrestres en su décimo concurso petrolero

El titular de la Secretaría de Energía (Sener), Pedro Joaquín Coldwell, habla hoy, miércoles 24 de enero de 2018, previo a la presentación de la segunda convocatoria de la Ronda 3 y actualización del Plan quinquenal de Licitaciones para la Exploración y Extracción de Hidrocarburos, en un acto celebrado en Ciudad de México (México). EFE

El titular de la Secretaría de Energía (Sener), Pedro Joaquín Coldwell, habla hoy, miércoles 24 de enero de 2018, previo a la presentación de la segunda convocatoria de la Ronda 3 y actualización del Plan quinquenal de Licitaciones para la Exploración y Extracción de Hidrocarburos, en un acto celebrado en Ciudad de México (México). EFE

México busca afianzar definitivamente la reforma energética con la licitación de 37 áreas terrestres, en el marco del décimo concurso abierto a la iniciativa privada y uno de los más grandes, informó hoy la Secretaría de Energía.

“Son en total 9.513 kilómetros cuadrados. Es 1,5 veces más superficie que todo lo adjudicado en licitaciones terrestres anteriores”, dijo el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, en la presentación de la nueva convocatoria.

Coldwell destacó que este es el décimo concurso petrolero que se celebra desde la reforma energética aprobada en 2014, que abrió el sector a la iniciativa privada tras casi ocho décadas de monopolio estatal.

Hasta la fecha, se han concluido siete licitaciones petroleras y se han adjudicado 69 áreas contractuales que conllevarán una inversión de cerca de 52.000 millones de dólares a lo largo de la vida de los contratos.

Tres de las siete licitaciones finalizadas han sido en cuencas terrestres, así como el 67 % de los contratos adjudicados, que han sido costa adentro.

“Es la consolidación de un nuevo sistema industrial de hidrocarburos”, remarcó el ministro, que aseguró que estos proyectos terrestres, por sus características, permiten reducir los “tiempos de entrada a producción”.

Además, el 75 % de las empresas ganadoras en áreas contractuales terrestres son mexicanas.

Esta convocatoria -la 3.2- contará con 37 áreas terrestres; 21 en la Cuenca de Burgos, 9 en la cuenca Tampico-Misantla-Veracruz y otros 7 bloques en las Cuencas del Sureste.

Se estiman recursos prospectivos de 260 millones de barriles de petróleo crudo equivalente.

Coldwell detalló que si hay "éxito geológico”, las áreas requerirán en promedio una inversión de 89 millones de dólares por bloque.

Bajo un modelo de contrato de licencia, este tendrá una vigencia de 30 años con dos prórrogas de cinco años cada una.

El concurso tendrá lugar el próximo 25 de julio.

El subsecretario de Hidrocarburos, Aldo Flores, detalló que estas 37 áreas se ubican en los estados de Nuevo León, Tamaulipas, Veracruz y Tabasco.

Destacó que la explotación se desarrollará con mayor facilidad gracias a la cercanía de estas áreas con la infraestructura existente de Petróleos Mexicanos (Pemex) y “se podrán aprovechar sinergias”.

De esta manera, agregó que el modelo de contrato de licencia -que establece que el Estado recibe una proporción de los ingresos brutos de cada proyecto en la forma de una regalía adicional- dará “flexibilidad” a los participantes.

En la presentación de hoy, también se actualizó el Plan Quinquenal de Licitaciones para la Exploración y Extracción de Hidrocarburos 2015-2019, que define las licitaciones a realizarse en el sector petrolero.

Descontados los campos ya licitados, México añadió en esta última revisión una superficie de 39.000 kilómetros cuadrados y recursos prospectivos estimados en 2.000 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, para un total de 536 áreas.

“Derivados del continuo proceso de análisis e información geográfica, que administra la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), esta nueva versión agregó 66 nuevas áreas terrestres y costa afuera”, explicó Coldwell.

El ministro apostó por la reforma energética para recuperar su pico máximo de producción, que se dio en 2004 con 3,4 millones de barriles diarios. En la actualidad, dicha cifra se sitúa en 1,95 millones de barriles diarios.

De acuerdo con la Agencia Internacional de Energía, para recuperar la producción de cara al 2040, se deberán invertir hasta 640.000 millones de dólares, una “colosal inversión” que sería inasumible en solitario por el Estado, aseveró.


Anuncio