Anuncio
Share

Campaña alerta sobre el preocupante aumento del abuso infantil en Colorado

Las llamadas telefónicas con denuncias de abuso o descuido agravado de menores han aumentado considerablemente en Colorado, debido en parte a la campaña comunitaria "Conoce los datos. EFE/ARCHIVO

Las llamadas telefónicas con denuncias de abuso o descuido agravado de menores han aumentado considerablemente en Colorado, debido en parte a la campaña comunitaria “Conoce los datos. EFE/ARCHIVO

Las llamadas telefónicas con denuncias de abuso o descuido agravado de menores han aumentado considerablemente en Colorado, debido en parte a la campaña comunitaria “Conoce los datos. Conoce a quién llamar”, que insta a los residentes del estado a contactar con las autoridades si se sospecha de abuso infantil.

Un alto número de esas denuncias se relaciona además con tráfico de personas, según revela un informe difundido hoy por el Departamento de Servicios Humanos estatal (CDHS, en inglés).

De acuerdo con el documento, durante 2017 se realizaron 211.554 llamadas a la línea telefónica gratuita, establecida en 2015, para reportar casos de niños abusados, descuidados o secuestrados para explotación sexual.

Esa cifra representa unas 580 llamadas diarias y 5.447 más llamadas que en 2016.

“Incluso si uno no está seguro (de si existe abuso), llamar es una de las mejores maneras de proteger a los niños de Colorado”, sostuvo mediante un comunicado Minna Castillo Cohen, directora de la Oficina de Niños, Jóvenes y Familias de CDHS.

Pero otra razón a atener en cuenta es el aumento en la cantidad de casos de tráfico de menores.

Según CDHS, el año pasado se recibieron 307 de esas denuncias, especialmente en lugares cercanos a las dos principales carreteras del estado, la I-70, que va de este a oeste, y la I-25, de norte a sur.

“Los niños y adolescentes de cualquier género, edad, raza u origen están en riesgo. A veces los traficantes identifican y ‘preparan’ a la víctima”.

“En otras ocasiones los traficantes son personas que los niños conocen, como un padre, adulto a cargo, o un ‘amigo’ en línea”, aseveró Sara Nadelman, especialista en prevención de tráfico humano con CDHS.

“Podemos ayudar a terminar con el trauma y asegurarnos de que los sobrevivientes reciban el tratamiento y respaldo que necesitan”, puntualizó Nadelman.

Datos más detallados compilados por la Liga de Bienestar Infantil de Estados Unidos (CWLA) indican que en Colorado unos 81.000 menores fueron asistidos por ser víctima de abuso o descuido y que poco más de 29.000 casos fueron investigados.

Entre esos menores, un 43 % es blanco, un 38 % hispano, y un 12 % afroamericano.

A la vez, las estadísticas más recientes (con datos parciales de 2017) publicadas por la Sociedad Estadounidense de Cuidado Positivo de Niños (ASPCC, siglas en inglés) revelan unos 4 millones de denuncias de abuso infantil anuales en el país, afectando a unos 7,2 millones de niños, aunque el número podría ser mucho mayor ya que más de la mitad de los abusos no se reportan.

Por sus respectivas poblaciones, California, Texas, Florida, Nueva York e Indiana encabezan, en ese orden, la lista de estados con más casos de abuso infantil reportados.

Massachusetts y Kentucky son los estados con la mayor proporción de menores afectados, según el reporte de 2017 del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos.


Anuncio