Anuncio
Share

N.York no dejará fuera de Medicaid a soñadores aunque haya cambios federales

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, habla durante una conferencia de prensa. EFE/Archivo

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, habla durante una conferencia de prensa. EFE/Archivo

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció hoy que su administración asegurará que los “soñadores” puedan continuar disfrutando de su cobertura de Medicaid incluso si se producen cambios en la legislación federal.

Cuomo dijo que los beneficiarios del programa de la Acción Diferida (DACA) podrán seguir siendo elegibles para la cobertura médica que financia el estado, Medicaid, “sin importar cualquier cambio federal o la finalización del programa”.

Los cerca de 42.000 “soñadores” que viven en Nueva York pasarán a considerarse residentes permanentes en el estado y, por lo tanto, podrán calificar para Medicaid y el CHIP, el programa de seguro médico para niños.

“El fracaso del gobierno federal en tomar acciones para proteger a los beneficiarios del DACA es abominable, no es nada estadounidense, es injusto y pone a cientos de miles de niños en riesgo”, destacó el gobernador.

Cuomo aseguró que “Washington retiene a los beneficiarios del DACA como rehenes para conseguir financiar un muro” y afirmó que su administración seguiría “alzándose en favor de los derechos de los inmigrantes”.

Se calcula que en Estados Unidos hay cerca de 800.000 jóvenes indocumentados que llegaron al país de niños, y a los que el anterior presidente, Barack Obama, brindó protección con la aprobación del DACA, un programa que expira este 5 de marzo al ser cancelado el pasado septiembre por el actual gobernante, Donald Trump.

La aprobación de una solución para los “soñadores” es uno de los escollos entre republicanos y demócratas a la hora de aprobar un nuevo presupuesto federal, y varias organizaciones de inmigrantes se mostraron decepcionadas hoy después que los demócratas permitiesen la reapertura temporal del gobierno sin esa contrapartida.

Tras la apertura de la Administración, los legisladores republicanos y demócratas tienen un plazo de 17 días, hasta el 8 de febrero, para llegar a un acuerdo definitivo sobre el presupuesto y resolver la regularización de los “soñadores”.

La Coalición para la Inmigración de Nueva York (NYIC) aplaudió la iniciativa de Cuomo y dijo que “en una época de incesantes ataques federales a las comunidades de inmigrantes, es alentador ver que el gobernador da un paso al frente en un problema tan importante como es la cobertura sanitaria”.

El director ejecutivo de la entidad, Steven Choi, dijo que mientras continúan luchando para una solución de corte permanente, “mantener el acceso al seguro médico es un paso clave para conseguir igualdad y justicia”.

Por su parte, la organización de inmigrantes Se Hace Camino Nueva York se sumó a las felicitaciones por esta nueva iniciativa, que creen que “marcará una gran diferencia en las vidas de muchos inmigrantes neoyorquinos” a los que los políticos en Washington “les han fallado”.

El codirector ejecutivo de la entidad Javier H. Valdés instó a Cuomo a apoyar dos proyectos de ley: uno que brindaría licencias de conducir a todos los inmigrantes de Nueva York, y la Ley de Ensueño, que permitiría a los “soñadores” estudiar en universidades estatales pagando lo mismo que los ciudadanos estadounidenses.

Una de las miembros de Se Hace Camino Nueva York y beneficiaria de DACA, Lizbeth Huitzil, dijo que últimamente sentía cómo su vida estaba “en la cuerda floja” y dependía de las decisiones que se tomasen en Washington.

“Una de las cosas que más me preocupaban era cómo iba a acceder a los servicios médicos cruciales si perdía mi protección del DACA”, subrayó la joven, que se siente “inmensamente aliviada” tras el anuncio de Cuomo.


Anuncio