Anuncio
Share

La CE espera cerrar el pacto comercial con México antes de la campaña electoral

La eurodiputada socialista y miembro de la delegación del Parlamento Europeo, Inmaculada Rodríguez-Piñero. EFE/Archivo

La eurodiputada socialista y miembro de la delegación del Parlamento Europeo, Inmaculada Rodríguez-Piñero. EFE/Archivo

La Comisión Europea (CE) dijo hoy que espera sellar la actualización del acuerdo comercial con México antes de que comience la campaña electoral para las elecciones presidenciales de este país, prevista para el próximo 1 de marzo.

La jefa negociadora de la Unión Europea (UE) en materia de comercio, Helene Konig, señaló esta fecha clave en una comparecencia ante los eurodiputados de la comisión de Comercio Internacional del Parlamento Europeo (PE), a quienes puso al día sobre el estado de las negociaciones con México.

“Tenemos por delante un calendario muy completo y hemos de sentirnos muy comprometidos en la conclusión de estas negociaciones lo antes posible (...). Nos gustaría finalizar antes de que empiece la campaña electoral en México. Va a haber elecciones el 1 de julio y la campaña oficial empieza el 1 de marzo”, explicó Konig.

La negociadora europea incidió en que tanto la UE como México buscan “un acuerdo de larga duración en beneficio de nuestras economías” y subrayó los “grandes progresos” alcanzados en la última ronda celebrada en diciembre, tras la que quedan abiertas “algunas cuestiones clave”.

En esta ronda, se acordaron ocho capítulos y se profundizó en “numerosas cuestiones” necesarias para cerrar un acuerdo, como las licitaciones públicas, servicios financieros o derechos de propiedad intelectual.

Entre ambas partes hubo también un debate “bueno pero delicado” en cuanto a indicaciones geográficas, un escollo que ha suscitado polémica entre eurodiputados españoles por suponer un peligro por el reconocimiento a productos nacionales como el queso manchego.

A este debate se refirió la eurodiputada socialista española Inmaculada Rodríguez-Piñero, quien señaló las dificultades que plantea que cada bloque tenga un sistema diferente para reconocer indicaciones geográficas.

“Tenemos la experiencia de Canadá, Canadá también tenía el mismo modelo que México. Se ha resuelto y se ha mantenido el modelo (europeo)”, recordó.

Rodríguez-Piñero, que ejerce como ponente de la Eurocámara para el acuerdo comercial con México, compartió que es “fundamental” alcanzar un acuerdo antes del comienzo de la carrera electoral en el país norteamericano, aunque insistió en dedicar al contenido “todo el tiempo necesario”.

Por su parte, la eurodiputada española de Podemos Lola Sánchez Caldentey, hizo hincapié en el capítulo de comercio y desarrollo y pidió más ambición para garantizar la observación y obligatoriedad de las cláusulas en este ámbito dada la situación de los derechos humanos en México.

En ese sentido, pidió la inclusión de mecanismos sancionadores para “garantizar que la protección de estas cláusulas sea efectiva” y también una cláusula de revisión del conjunto del acuerdo.

“Si la actualización del acuerdo no incluye estos dos elementos que consideramos mínimo común denominador para equilibrar el impacto del acuerdo y las relaciones asimétricas que genera, para nosotros será imposible ayudarlo”, advirtió.

El acuerdo con México, que entró en vigor en 2000, no sólo consiste en el libre comercio, sino que se basa además en el diálogo político y la cooperación.

Hasta la fecha, se han cerrado capítulos en materia de competencia, pymes, transparencia, sanidad, regulación, comercio y desarrollo sostenible.

En los últimos 17 años el intercambio comercial entre la Unión Europea y México se triplicó, al pasar de los 20.800 millones de dólares a 61.700 millones de dólares.

Las dos partes comenzaron el proceso de negociaciones para actualizar este amplio acuerdo en junio de 2016 en Bruselas con la intención de finalizar las negociaciones a finales de 2017.

“No ha habido posibilidad alguna de concluir las negociaciones en el primer plazo establecido (...) Ambas partes reconocemos que el objetivo marcado era muy ambicioso”, explicó Konig.


Anuncio