Anuncio
Share

Organizaciones piden a congresistas que mantengan su apoyo a los “soñadores”

Organizaciones y activistas pro derechos civiles pidieron hoy al Congreso que se mantenga firme en el apoyo a los "soñadores" (jóvenes indocumentados llegados al país en la infancia), de manera que un acuerdo presupuestario incluya su protección contra la deportación y una vía a la ciudadanía. EFE/Archivo

Organizaciones y activistas pro derechos civiles pidieron hoy al Congreso que se mantenga firme en el apoyo a los “soñadores” (jóvenes indocumentados llegados al país en la infancia), de manera que un acuerdo presupuestario incluya su protección contra la deportación y una vía a la ciudadanía. EFE/Archivo

Organizaciones y activistas pro derechos civiles pidieron hoy al Congreso que se mantenga firme en el apoyo a los “soñadores” (jóvenes indocumentados llegados al país en la infancia), de manera que un acuerdo presupuestario incluya su protección contra la deportación y una vía a la ciudadanía.

“Los senadores demócratas tienen que demostrar al mundo que siguen apoyando a miles de ‘soñadores’ y que no darán su brazo a torcer”, señaló en una conferencia telefónica la directora de defensa de United We Dream (UWD), Greisa Martínez, también indocumentada.

Martínez hizo esos comentarios antes de que el Senado acordara la aprobación de un proyecto de ley para reabrir la Administración federal, cerrada parcialmente debido a que el Congreso no logró aprobar el pasado viernes el presupuesto para el año fiscal 2018.

La representante de UWD recordó que cerca de 17.000 jóvenes han perdido ya su protección de DACA, que evita a esos indocumentados la deportación, después de que el presidente, Donald Trump, decidiera el pasado septiembre eliminar ese programa migratorio el pasado septiembre.

“Nuestras vidas están en juego; no debemos ser utilizados como moneda de cambio”, aseveró la activista.

En este sentido, la directora de política migratoria de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), Lorella Praeli, señaló que tratar de esta manera las vidas de casi un millón de jóvenes “hiere” no sólo a ellos sino a sus familias.

Además, consideró que los “soñadores” no deberían vivir con la inquietud de saber si serán deportados o no próximamente, cuando sus permisos vayan expirando.

Para la presidenta del sindicato Service Employees International Union (SEIU), Mary Henry, es “irresponsable” que los líderes republicanos en ambas cámaras pospongan decisiones que impactan la vida de miles de estadounidenses cada día.

“La gente trabajadora en todo el país lo tiene muy claro: quieren que los republicanos respeten a los ‘soñadores’ y los beneficiarios del Estatus de Protección Temporal (TPS)”, apuntó Henry en la misma llamada.

Por su parte, la consejera delegada del Center for American Progress (CAP), Neera Tanden, dijo que Estados Unidos está viviendo una situación “sin precedentes”, después de que el pasado viernes se cerrase parcialmente el Gobierno con el Partido Republicano controlando las dos Cámaras.

“La situación de los ‘soñadores’, la recuperación de los huracanes y el acceso de los niños de familias con pocos recursos a la sanidad son problemas que podrían ser resueltos con buen liderazgo”, añadió Tanden.

La ejecutiva tocó dos temas que también fueron comentados en la conferencia, como son la recuperación de los huracanes Harvey, Irma y María, que azotaron al país en 2017, y el acceso a la sanidad de niños mediante el programa nacional Children’s Health Insurance Program (CHIP), ahora suspendido.

Con ella coincidió Becky Pringle, vicepresidenta de la National Education Association (NEA), que recalcó el “fracaso” de Trump y los líderes republicanos en dirigir al país.

“Están jugando con muchísimas vidas, no sólo de jóvenes indocumentados sino de miles de niños; es algo horrible”, declaró.

Los senadores apoyaron hoy un proyecto que permitirá mantener abierta la Administración hasta el próximo 8 de febrero.

Los demócratas habían impedido el pasado viernes la aprobación de los fondos para financiar la Administración al vincular su apoyo a que Trump y los republicanos accedieran a regularizar a los cerca de 800.000 “soñadores” que viven en EEUU.

Los republicanos, por su parte, exigen que los demócratas incluyan en el nuevo acuerdo presupuestario fondos para la construcción del muro fronterizo en México, una de las controvertidas propuestas electorales de Trump.


Anuncio