Anuncio
Share

Investigan factores de riesgo de rechazo orgánico en pacientes trasplantados

El Centro de Investigación Biomédica de Occidente (CIBO) del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco busca establecer biomarcadores que permitan conocer los factores de riesgo de rechazo orgánico en pacientes que fueron trasplantados. EFE/Archivo

El Centro de Investigación Biomédica de Occidente (CIBO) del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco busca establecer biomarcadores que permitan conocer los factores de riesgo de rechazo orgánico en pacientes que fueron trasplantados. EFE/Archivo

El Centro de Investigación Biomédica de Occidente (CIBO) del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco busca establecer biomarcadores que permitan conocer los factores de riesgo de rechazo orgánico en pacientes que fueron trasplantados.

“El principal objetivo es entender los mecanismos moleculares en este inicio del post-trasplante, en el primer año, para poder predecir cuáles son los injertos que, a largo plazo, están en mayor riesgo de desarrollar el rechazo humoral y de perder los órganos” explicó en un comunicado la investigadora del CIBO Raquel Echeverría Zepeda.

A través de biomarcadores se podrían prever riesgos de pérdida del injerto prematuramente, lo que serviría para proceder a realizar una biopsia que confirme los indicadores.

Para realizar este estudio, se analizan bioinformáticamente unas 1.378 muestras que son de personas que han presentado rechazo humoral, rechazo mediado por células T, y de personas que no registraron ningún dato adverso tras ser trasplantado.

La finalidad, dijo la especialista, es encontrar patrones de transcripciones en los injertos para establecer biomarcadores que posteriormente puedan identificarse en pacientes del IMSS, a través de las toma de muestra y orina.

Agregó que “parte de todo este daño ocurre de manera crónica, en la cual intervienen varias moléculas de inflamación y del sistema inmune, y otros mecanismos inmunológicos como la liberación de sustancias, todo contribuye a que el injerto tenga un estado continuo de inflamación”.

En México, miles de personas padecen enfermedades crónico degenerativas, cuya única solución es a través de un trasplante de órgano.

El Centro Nacional de Trasplantes estima que a la fecha existen 21.345 personas en el país que están a la espera de un órgano para salvar su vida.

De acuerdo con el reporte del tercer trimestre de 2017 del Sistema Informático del Registro Nacional de Trasplantes, en México hay 13.633 pacientes en espera de recibir un riñón; 7.318 esperan una córnea; 345, un hígado; 43 necesitan un corazón y seis, un riñón o páncreas.


Anuncio