Anuncio
Share

Mareas rojas, un fenómeno natural que libera toxinas nocivas para la salud

Fotografía fechada el día 10 de enero de 2018, cedida por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), que muestra a una persona mientras realiza estudios de laboratorio en Ciudad de México (México). EFE/Conacyt/SOLO USO EDITORIAL

Fotografía fechada el día 10 de enero de 2018, cedida por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), que muestra a una persona mientras realiza estudios de laboratorio en Ciudad de México (México). EFE/Conacyt/SOLO USO EDITORIAL

Los florecimientos algales nocivos (FAN), mejor conocidos como mareas rojas, son unas algas marinas que liberan una serie de toxinas nocivas para el ser humano, informó hoy el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología(Conacyt).

La investigadora del Conacyt Lorena María Durán indicó que la acumulación de cianobacterias o microalgas puede tener consecuencias en la salud humana y que, además, provoca una vista desagradable en el ecosistema.

“Es un fenómeno natural y aún no se entienden del todo las circunstancias en las que sucede, pero puede tener consecuencias realmente devastadoras”, enfatizó.

Un ejemplo de esto es la existencia de microalgas que producen toxinas que llegan al cuerpo humano a través del consumo de alimentos de mar, pudiendo incluso causar la muerte.

Lo más común es que algunas toxinas causen cuadros extremos de diarrea que los médicos pueden confundir con infecciones bacterianas, existiendo una subestimación en los casos de intoxicación.

“Cuando alguien se intoxica es probable que le den antibióticos pensando que se trata de una infección y el problema pasa desapercibido cuando va más allá de eso”, aseguró la especialista.

Los florecimientos algales nocivos se producen por el incremento masivo del número de células fitoplanctónicas y pueden generarse en cualquier ecosistema acuático.

Las mareas rojas -cuyo término es incorrecto, ya que no tienen que ver con las mareas ni son siempre rojas dichas algas- son muy comunes en la costa del Pacífico, en el Golfo de México y el Caribe.

El cambio climático está comenzando a jugar un papel importante con estos microorganismos, ya que está comprobado que la temperatura del mar está subiendo en consecuencia.

Las grandes cantidades de contaminantes ambientales vertidas al mar por la mano del hombre sirven de nutrientes para las mareas rojas, lo que ha provocado el aumento de la frecuencia, intensidad y duración.

Actualmente se han introducido especies nocivas en lugares donde antes no ocurrían.


Anuncio