Anuncio
Share

Entrenan a perros policía de Colorado para no detectar marihuana

El Departamento de Policía de Pueblo, en el sur de Colorado, se convirtió en el primero de este estado en contar con perros específicamente entrenados para no detectar marihuana, en cumplimiento de nuevas normas judiciales, informó hoy esa repartición pública. EFE/Archivo

El Departamento de Policía de Pueblo, en el sur de Colorado, se convirtió en el primero de este estado en contar con perros específicamente entrenados para no detectar marihuana, en cumplimiento de nuevas normas judiciales, informó hoy esa repartición pública. EFE/Archivo

El Departamento de Policía de Pueblo, en el sur de Colorado, se convirtió en el primero de este estado en contar con perros específicamente entrenados para no detectar marihuana, en cumplimiento de nuevas normas judiciales, informó hoy esa repartición pública.

Hasta mediados de 2017, los policías podían usar sus perros para determinar la presencia de drogas en casas o vehículos y, si el perro indicaba que había olfateado droga, eso solo se consideraba como “causa probable” para que, sin permiso de los sospechosos o sin orden judicial, los policías registrasen la casa o el vehículo.

Pero el 15 de julio de 2017 la Corte de Apelaciones de Colorado dictaminó que, si el perro usado en el operativo está entrenado para olfatear marihuana además de otras drogas, entonces, como la marihuana recreativa es legal en Colorado para mayores de edad, los policías no pueden proceder a revisar carros o casas sin los permisos o autorizaciones correspondientes.

En 2015, un perro policía del condado de Moffat llamado Kilo y entrenado para detectar drogas olfateó la presencia de “sustancias controladas” en la camioneta de un residente de la zona detenido por la policía.

Debido a la incapacidad del perro de determinar si la sustancia olfateada era marihuana o alguna otra droga que el perro también podía olfatear (específicamente, cocaína, heroína, metanfetamina y éxtasis), el detenido apeló su caso y la Corte de Apelaciones falló a su favor.

“El olfato de un perro puede resultar en una alerta con respecto a algo que, según las leyes de Colorado, una persona tiene expectativas legítimas de que se mantenga en privado”, dice el dictamen.

Desde entonces, el olfato de un perro ya no es razón suficiente para proceder a revisar el vehículo si los ocupantes del vehículo son todos mayores de 21 años y si el perro está entrenado para detectar marihuana.

Sin embargo, el olfato del perro policía sigue siendo un “factor contribuyente” para determinar si existen o no acciones ilegales por parte de los sospechosos.

Debido a que resulta más sencillo entrenar a un perro a ignorar la marihuana cuando nunca lo ha hecho que reentrenar un perro para dejar de hacerlo, el Departamento de Policía de Pueblo adquirió en noviembre pasado a Sage, un labrador capaz de olfatear numerosas drogas, pero no marihuana.

El perro anterior, Widget, seguirá actuando en casos de delincuencia juvenil (por ejemplo, dentro de escuelas) o en cooperación con agentes federales, dado que la marihuana es ilegal a nivel federal.

“Muchos otros (departamentos de policía) están tratando de hacer lo que nosotros ya hacemos”, afirmó en rueda de prensa el oficial Vince Petkosek, responsable de la unidad canina en Pueblo, al anunciar la llegada de Sage.


Anuncio