Anuncio
Share

Banco Santander destaca “fortaleza” de México pese a entorno complejo

Fotografía cedida por la Presidencia de México del consejero delegado del Banco Santander, José Antonio Álvarez, durante la inauguración de la XXII Conferencia Latinoamericana del Banco Santander hoy, miércoles 17 de enero de 2018, en Cancún (México). EFE/Presidencia de México/SOLO USO EDITORIAL

Fotografía cedida por la Presidencia de México del consejero delegado del Banco Santander, José Antonio Álvarez, durante la inauguración de la XXII Conferencia Latinoamericana del Banco Santander hoy, miércoles 17 de enero de 2018, en Cancún (México). EFE/Presidencia de México/SOLO USO EDITORIAL

El Banco Santander destacó hoy que México ha mantenido “una clara fortaleza en sus indicadores macroeconómicos”, pese a estar en mitad de un entorno internacional complejo.

En la inauguración de la XXII Conferencia Latinoamericana del Banco Santander, que se desarrolla en Cancún, en el suroriental estado de Quintana Roo, el consejero delegado de la institución, José Antonio Álvarez, destacó “la transformación y el gran salto adelante” del país.

“Se nos explicaba hace años que el bajo y continuado crecimiento de la productividad en México se traducía en una economía con capacidad limitada para propulsar el crecimiento y el desarrollo”, expuso en el evento, encabezado por el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto.

No obstante, y pese a que hace un año había una visión “bastante negativa”, México ha demostrado su “fortaleza”: “Los datos lo corroboran, y una trayectoria de crecimiento que hubiera sido difícil de imaginar”.

En el periodo enero-septiembre de 2017, el producto interno bruto (PIB) de México aumentó un 2,2 % frente al mismo lapso de 2016. El Gobierno estima que el país crecerá un rango de entre 2 y 2,6 % en todo el año.

Este desempeño económico se produce pese a un entorno complejo, marcado por la caída internacional de los precios del petróleo y “cambios de paradigma” impulsados por la Administración del mandatario estadounidense, Donald Trump, en materia de libre comercio y migración.

Álvarez afirmó que la evolución de México se ha basado en el “impulso” de las reformas estructurales emprendidas por el actual Gobierno, con las que se ha construido un marco institucional más flexible y competitivo, lo que ha dado al país “una base muy sólida” para avanzar en la dirección que necesita.

La Conferencia Latinoamericana del Banco Santander, en la que se analizan las perspectivas económicas y de inversión en la región, cuenta con la participación de 196 instituciones de inversión y la de las 120 empresas cotizadas más importantes de la región.

Se espera que en esta edición se supere la cifra de 2.700 encuentros entre inversores y empresas que se registró el año anterior.

Peña Nieto subrayó que el Congreso se ha convertido en “un referente para el análisis y la prospectiva de la región”, y destacó que el desarrollo de las sociedades es una “responsabilidad compartida” entre el sector público y privado.

“Inversionistas y operadores del sistema financiero hacen su aporte para promover un sistema bancario que sea incluyente, que llegue a más mexicanos y a más personas de toda la sociedad latinoamericana”, argumentó.

Aspectos como la estabilidad económica o la implementación de reformas no son un fin en sí mismo, sino un medio para establecer un “piso parejo que permita a los mexicanos crecer con igualdad de oportunidades”.

En este sentido, recordó que en México la pobreza -en la que vive el 43,6 % de la población, según cifras oficiales- sigue siendo uno de los mayores retos, ya que supone “la división más profunda” en el país y el origen de muchos de los problemas que enfrenta.

Entre 2012 y 2015, casi 13 millones de mexicanos se incorporaron al sistema financiero formal.

“La mayor competencia en el sector ha generado condiciones más atractivas para el financiamiento”, señaló Peña Nieto.

Las tasas de interés para créditos personales han disminuido un 13 % de 2013 al pasado año, gracias a los beneficios de la reforma financiera.

Además, en el mismo periodo, los refinanciamientos de los créditos hipotecarios se han multiplicado “casi nueve veces”, y en lo que va de sexenio (2012-2018) se han dado más de 70.000.

Esta es “una cifra aún modesta, pero hay que considerar que el refinanciamiento hipotecario prácticamente no existía anteriormente”, indicó el presidente, quien confió en que la cifra aumentará en medida que más personas conozcan las vías para obtener mejores condiciones crediticias.


Anuncio