Anuncio
Share

Condenan a 27 meses de prisión a un colombiano por soborno

El colombiano Juan Carlos Velasco Cano fue condenado hoy a 27 meses de prisión por haber sobornado a un agente migratorio estadounidense para que este intermediara a favor del capo José Bayron Piedrahíta Ceballos, al que EEUU reclama por narcotráfico. EFE/Archivo

El colombiano Juan Carlos Velasco Cano fue condenado hoy a 27 meses de prisión por haber sobornado a un agente migratorio estadounidense para que este intermediara a favor del capo José Bayron Piedrahíta Ceballos, al que EEUU reclama por narcotráfico. EFE/Archivo

El colombiano Juan Carlos Velasco Cano fue condenado hoy a 27 meses de prisión por haber sobornado a un agente migratorio estadounidense para que este intermediara a favor del capo José Bayron Piedrahíta Ceballos, al que EEUU reclama por narcotráfico.

El Departamento de Justicia informó hoy en un comunicado de la condena contra Velasco Cano, de 49 años y al que EEUU acusaba de haber participado en un “esquema de conspiración y soborno”.

Esa trama criminal buscaba beneficiar al capo Piedrahíta Ceballos, detenido en Colombia en septiembre de 2017 y al que EEUU reclama por narcotráfico y por haberse encargado de blanquear el dinero ilícito que obtenían otros grupos criminales, entre los que figuran varios argentinos.

En mayo de 2016, el Departamento del Tesoro incluyó a Piedrahíta Ceballos en su lista de narcotraficantes internacionales, lo que sirvió para congelar cualquier activo que pueda tener el capo bajo jurisdicción estadounidense.

En ese momento, el Departamento del Tesoro identificó a Piedrahíta Ceballos como un “patrón” de los narcotraficantes de Colombia que ha proporcionado apoyo a la “Oficina de Envigado”, una banda armada impulsada en los años ochenta del siglo pasado por el fallecido Pablo Escobar y que sigue operando en Medellín.

Según figura en su declaración de culpabilidad, el propio Velasco Cano sirvió de “intermediario” entre Piedrahíta Ceballos y el agente Christopher V. Ciccione II del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), el cuerpo policial de Estados Unidos que se encarga de hacer cumplir las leyes migratorias dentro del país.

El objetivo era usar la posición de poder del agente migratorio para conseguir que Estados Unidos desistiera en sus intentos de enjuiciar a Piedrahíta Ceballos e, incluso, le permitiera ingresar en territorio estadounidense sin miedo a ser detenido y llevado ante la Justicia.

Según Velasco Cano, condenado en un tribunal del Distrito Sur de Florida, Piedrahíta Ceballos pagó al agente fronterizo con 20.000 dólares en efectivo, una cena y servicios de prostitución durante una prolongada estancia que le pagó en un hotel de Bogotá.

A cambio, Ciccione II, el agente fronterizo, facilitó al capo colombiano gran cantidad de información sobre la investigación de EEUU y llegó a darle el nombre de las fuentes confidenciales y testigos que las fuerzas estadounidenses estaban usando para acorralarle judicialmente.


Anuncio