Anuncio
Share

Votan resolución en Arizona contra el impacto que dejaría el muro fronterizo

El Consejo de la ciudad de Flagstaff (Arizona) votó hoy una resolución para oponerse al muro fronterizo propuesto por el presidente Donald Trump, e impedir que la ciudad realice negocios con compañías constructoras y que se dañe el medioambiente. EFE/Archivo

El Consejo de la ciudad de Flagstaff (Arizona) votó hoy una resolución para oponerse al muro fronterizo propuesto por el presidente Donald Trump, e impedir que la ciudad realice negocios con compañías constructoras y que se dañe el medioambiente. EFE/Archivo

El Consejo de la ciudad de Flagstaff (Arizona) votó este martes una resolución para oponerse al muro fronterizo propuesto por el presidente Donald Trump, e impedir que la ciudad realice negocios con compañías constructoras y que se dañe el medioambiente.

“Cuando se trata del muro fronterizo, no solo es un símbolo de las promesas de campaña basadas en el racismo. Esta decisión también amenaza a 93 especies que serán irreparablemente dañadas por la construcción”, declaró hoy a Efe Laiken Jordahl, del Centro para la Diversidad Biológica.

“Hay muy poco apoyo público alrededor de la construcción del muro fronterizo. Más de dos tercios de personas en Arizona se oponen. Es un gran paso, es un paso valiente para desprenderse de los contratistas que están involucrados en la construcción del muro”, aseguró.

La resolución enumera diversas razones por las que la ciudad se opone a la expansión de la tapia, incluidas las más de 7.000 muertes de inmigrantes causadas por la militarización fronteriza.

También cita el daño generalizado del muro a las tierras y a la vida silvestre, como lo son muchas especies protegidas por la Ley de Especies en Peligro de Extinción.

El acuerdo del consejo denuncia que la orden ejecutiva de Trump de ampliar el muro fronterizo y aumentar la militarización, pone en riesgo la vida silvestre, las comunidades y los derechos humanos.

En el encuentro se destacó que Tohono O’odham Nation, una asociación ecologista y de herencia cultural vinculada al Desierto de Sonora, se opone al muro, ya que dividiría en dos la tierra y destruiría sitios sagrados tribales.

Además, impediría los movimientos transfronterizos con propósitos tradicionales y ceremoniales.

“Me opongo a cualquier barrera que conduzca al sufrimiento humano, a la degradación ambiental y que abogue por las empresas que se benefician de estos desastres humanitarios y ecológicos”, dijo la concejal Eva Putzova, quien presentó la resolución.

“Yo era una niña en la antigua Checoslovaquia cuando el ‘telón de acero’ finalmente colapsó. Cualquier barrera física para mantener a las personas dentro o fuera y evitar el contacto abierto es una herramienta de los regímenes totalitarios”, añadió.

Con esta resolución, Flagstaff se une a otras 30 ciudades, condados, pueblos y naciones tribales que han aprobado acuerdos similares en oposición al muro fronterizo.

“Trump ha puesto nuestras bellas fronteras en su punto de mira para cumplir una promesa de campaña enraizada en la supremacía blanca, pero Flagstaff ha rechazado la narrativa de temor y división que ha plagado nuestra política fronteriza nacional durante demasiado tiempo”, argumentó Jordahl.


Anuncio