Anuncio
Share

Fiscalía birmana decepciona a EEUU al presentar cargos contra periodistas

El periodista de Reuters Wa Lone (c) habla con sus compañeros de la prensa después de la primera comparecencia en su juicio, en el tribunal municipal de Mingaladon en Yangon (Myanmar). EFE/Archivo

El periodista de Reuters Wa Lone (c) habla con sus compañeros de la prensa después de la primera comparecencia en su juicio, en el tribunal municipal de Mingaladon en Yangon (Myanmar). EFE/Archivo

Estados Unidos se mostró hoy decepcionada por la decisión de la Fiscalía de Birmania de presentar cargos contra los dos periodistas de una agencia internacional de noticias detenidos el pasado diciembre por violar presuntamente la ley de secretos oficiales.

“Estamos decepcionados por la decisión de hoy de presentar cargos contra los reporteros de Reuters Wa Lone y Kyaw Soe Oo bajo la legislación de Secretos Oficiales. Para que la democracia tenga éxito y florezca, los periodistas deben poder realizar su trabajo”, señaló la embajada de EEUU en Birmania a través de un comunicado.

Por su parte, la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, utilizó a primera hora de la mañana su cuenta oficial de Twitter para compartir el comunicado de la embajada con el fin de “hacerse eco” de la decepción de la misión diplomática estadounidense en Rangún y pedir la “liberación inmediata” de los reporteros.

Esta reacción, que se suma a las denuncias realizadas a lo largo de las últimas semanas por diversas naciones y organizaciones internacionales, se produce el mismo día en que la Fiscalía birmana presentó cargos contra ambos periodistas, a los que acusa de haber obtenido documentos clasificados de la Policía mediante engaños.

Wa Lone y Kyaw Soe Oo fueron detenidos en Rangún el pasado 12 de diciembre tras reunirse con dos policías que supuestamente les entregaron documentos confidenciales sobre la limpieza étnica de la minoría rohinya.

Los reporteros estaban trabajando en historias relacionadas con el rol del Ejército en la represión de esa comunidad musulmana en el estado de Rakáin, en el oeste de Birmania (Myanmar).

La Fiscalía presentó cargos contra los dos periodistas detenidos por violar la ley de secretos oficiales, una norma de la época colonial que contempla penas de hasta 14 años de prisión.

La ley de secretos oficiales data de 1923, cuando Birmania era una provincia de la colonia británica de India.


Anuncio