Anuncio
Share

EEUU confía en que Pakistán cumpla y poder levantar la suspensión de ayuda

Estados Unidos confía en que Pakistán cumpla sus compromisos de lucha antiterrorista y poder levantar así la suspensión de ayuda de seguridad anunciada el pasado jueves, el mayor castigo aplicado a Islamabad desde 2001. EFE/ARCHIVO

Estados Unidos confía en que Pakistán cumpla sus compromisos de lucha antiterrorista y poder levantar así la suspensión de ayuda de seguridad anunciada el pasado jueves, el mayor castigo aplicado a Islamabad desde 2001. EFE/ARCHIVO

Estados Unidos confía en que Pakistán cumpla sus compromisos de lucha antiterrorista y poder levantar así la suspensión de ayuda de seguridad anunciada el pasado jueves, el mayor castigo aplicado a Islamabad desde 2001.

“Esperamos renovar y profundizar nuestra relación bilateral de seguridad con Pakistán si demuestra su voluntad de confrontar agresivamente a los talibanes, la red Haqqani y otros grupos terroristas que operan desde su territorio”, afirmó hoy el subsecretario de Estado para Diplomacia Pública y Asuntos Públicos, Steve Goldstein.

Sus declaraciones llegan el mismo día que una fuente oficial del Gobierno paquistaní informó a Efe que el país asiático accederá a algunas de las exigencias de Estados Unidos, entre ellas medidas contra la Red Haqqani.

“Hemos sido claros con Pakistán”, subrayó Goldstein en un encuentro con periodistas en el Departamento de Estado.

“Nos gustaría que se sentaran a la mesa, es una suspensión, no un corte de fondos, los fondos no se han reprogramado, así que esperamos la futura cooperación de Pakistán (..) Que hagan lo que nos dijeron que harían”, agregó.

El Departamento de Estado, como hizo ayer el de Defensa, volvió a dejar claro que Estados Unidos solo ha suspendido la ayuda pero que no la destinará a otras partidas.

Sin embargo, el presidente, Donald Trump, apoyó el viernes por la noche en Twitter usar los fondos de la ayuda militar cortada a Pakistán en infraestructuras de su país, con lo que contradijo una vez más las tesis defendidas solo horas antes por su Departamento de Estado.

Trump dio en la red social su respaldo al senador republicano Rand Paul que, en los próximos días, presentará un proyecto de ley para que el dinero congelado a Pakistán se utilice en la construcción de “carreteras y puentes” en Estados Unidos.

El Departamento de Estado no ha precisado la cantidad total suspendida pero sí dijo el pasado jueves que se trata de un monto “significativo” y que aún se trabaja sobre la cifra concreta.

El New York Times estima que la medida podría afectar hasta a 1.300 millones de dólares en ayuda anual.

Aunque el consenso político en Washington es que Pakistán no ha cumplido su compromiso de retirar el apoyo y contener a los terroristas, muchas voces consideran abrupta la medida de Trump y alertan que pone en peligro las operaciones en Afganistán.

Al Pentágono, según han filtrado varios funcionarios a los medios, le preocupa que el Gobierno paquistaní pueda negar el acceso a las rutas terrestres que EE.UU. usa para llevar suministros a sus alrededor de 14.000 soldados desplegados en suelo afgano.

Las relaciones con Pakistán se han deteriorado desde que Trump llegó a la Casa Blanca hace casi un año, pero los choques entre ambos Gobiernos a cuenta del combate del terrorismo han sido continuos desde los atentados terroristas del 11 de septiembre tanto con mandatarios republicanos como demócratas.


Anuncio