Anuncio

Impuestos y empleo, ejes del último año de Scott en la gobernación de Florida

El gobernador de la Florida, Rick Scott, habla en una conferencia de prensa. EFE/Archivo

El gobernador de la Florida, Rick Scott, habla en una conferencia de prensa. EFE/Archivo

El gobernador de Florida, Rick Scott, anunció hoy que la agenda de su último año en el cargo estará centrada en reducir impuestos y crear empleos, pero sin olvidar la crisis de los opiáceos y la situación de las comunidades de puertorriqueños y venezolanos en el estado.

El último discurso sobre “el estado del Estado”, pronunciado en el Congreso estatal en Tallahassee, versó sobre la creación de empleos y la reducción de impuestos, el “leit motiv” de sus siete años de mandato.

Scott dijo además que espera este año modificar la Constitución estatal para hacer más difícil el incremento de impuestos por parte del Congreso.

El republicano resaltó que desde su investidura, en enero de 2011, la tasa de desempleo ha caído desde más del 10 % al 3,6 % y agradeció la contribución del sector privado por la creación de casi 1,5 millones de empleos.

A eso agregó que el PBI ha crecido un 26 %, los valores de las viviendas se han disparado y la deuda del estado ha disminuido en 9.000 millones de dólares.

Aseguró además que los impuestos en Florida han experimentado una reducción espectacular que ha ahorrado a las familias más de 7.500 millones de dólares.

“Hemos tomado miles de millones de dólares de las manos del gobierno y se los hemos devuelto a los floridanos”, manifestó en el Capitolio ante el Congreso estatal, de mayoría republicana.

Scott recordó que dentro del presupuesto que ha propuesto hay una partida de 53 millones de dólares para luchar contra el abuso de opioides que causó la muerte de 5.725 personas, un 35 % más que el año pasado y casi la mitad de las 11.910 ocasionadas por medicamentos y drogas ilícitas ese año.

También propuso 12 millones de dólares para establecer una academia de inglés para los estudiantes puertorriqueños que han llegado al estado desplazados por el huracán María.

Datos oficiales estiman en cerca de 300.000 los boricuas que han llegado a Florida desde el pasado 3 de octubre.

Por otro lado, Scott reiteró de igual forma su compromiso con los inmigrantes y opositores venezolanos y su rechazó al Gobierno de Nicolás Maduro, y reactivó su idea de bloquear a través de una ley inversiones de agencias estatales que los beneficien.

“Maduro y su banda de matones plantean un problema para todo el mundo”, repitió Scott, una frase común en reuniones que ha tenido en los últimos años con esa comunidad.

El discurso optimista de Scott, que se prevé buscará desbancar este años del escaño senatorial federal al demócrata Bill Nelson, aunque no ha anunciado oficialmente su candidatura, contrasta con su oposición, la semana pasada, al plan de exploración energética del gobierno federal.

Scott, tradicional aliado del presidente Donald Trump desde su candidatura a las primarias, rechazó el plan de expansión de extracción petrolera en alta mar anunciado por el secretario de Interior, Ryan Zinke, que incluiría aguas del Golfo de México, en las costas de Florida.

El gobernador recordó que se propone invertir, como parte de la propuesta fiscal, 1.700 millones de dólares para la protección del medio ambiente.

Zinke propuso abrir la exploración a compañías energéticas globales de la mayor extensión de reservas de petróleo y gas natural en alta mar, que incluyen áreas de exploración en lugares desde Florida hasta Maine, donde la perforación ha estado bloqueada durante décadas.

Scott expresó de inmediato que se “opone” al borrador presentado, argumentando que su “principal prioridad es asegurar que los recursos naturales de Florida estén protegidos”.

“Ya he pedido reunirme de inmediato con el secretario Zinke para analizar las preocupaciones que tengo con este plan y la necesidad crucial de eliminar a Florida de la consideración”, precisó Scott.

En el mismo sentido se han manifestado los senadores por Florida, el demócrata Bill Nelson, y el republicano Marco Rubio.

Rubio recordó que la representación estatal en el Congreso federal ha buscado prolongar hasta 2027 la moratoria para la perforación en el este del Golfo de México, la cual vence en 2022.


Anuncio