Anuncio
Share

Cerca de 250 maestros del sistema público de Puerto Rico acogidos a licencias

La secretaria de Educación de Puerto Rico, Julia Keleher, habla durante una entrevista. EFE/Archivo

La secretaria de Educación de Puerto Rico, Julia Keleher, habla durante una entrevista. EFE/Archivo

La secretaria de Educación de Puerto Rico, Julia Keleher, dijo hoy que cerca de 250 maestros cuentan con algún tipo de licencia que les mantienen lejos de las aulas a las que se acogieron tras el huracán María, por lo que o se reportan a sus respectivas escuelas antes del día 13 o serán sancionados.

Según explicó hoy Keleher en rueda de prensa, la agencia le aprobó a estos educadores su licencia hasta el 22 de diciembre, fecha en que acabó el primer semestre del año académico agosto-mayo, pero que se extenderá hasta junio por el paso del huracán.

No obstante, debido al receso navideño -que culmina el próximo lunes 8- los maestros tendrán el derecho de cinco días adicionales para presentarse a sus respectivas escuelas, pero si no lo hacen, serán sancionados por abandono de servicio o serán despedidos, aseguró Keleher.

“Si el departamento gozara de modelos y herramientas para hacer un análisis, sabríamos la cantidad exacta”, durante el repasó a los acontecimientos de la agencia el año pasado y las metas para el venidero semestre que arranca el próximo día 9.

El Departamento de Educación local concede al menos diez tipos de licencias.

Las licencias pueden ser con sueldo o sin sueldo, por enfermedad, maternidad, educativa y hasta política, pues hay legisladores que han sido maestros.

Tras el paso del huracán María, más de 250.000 puertorriqueños partieron de la isla ante la incertidumbre del futuro del territorio caribeño, incluidos muchos maestros.

Igualmente, se estiman que más de 20.000 estudiantes del sistema público se han marchado junto a sus familias.

Keleher agregó que 11 escuelas se presumen que cerrarán debido a los daños significativos que ocasionó el huracán María, pero según la funcionaria “ya reubicamos a los estudiantes en otras escuelas”.

Keleher ofreció la rueda de prensa en la Escuela Vocacional Miguel Such de Río Piedras (San Juan), la cual cuenta con una matrícula de 900 estudiantes.

La escuela es especializada en preparar a estudiantes en los campos de aeronáutica, carpintería, floristería, refrigeración, artes culinarias, entre otras especialidades.

La escuela, no obstante, sufrió daños materiales por el huracán María, afectando a dos hangares donde se ofrecen los talleres, y con pérdidas estructurales de 38.500 dólares, los cuales podrán ser reembolsados por el propio Departamento de Educación.

Por otra parte, a pesar de los retos que representó para el Departamento de Educación el paso de los huracanes Irma y María por la isla, la agencia experimentará cambios con miras a mejorar el aprovechamiento académico de los estudiantes para el próximo año académico 2018-2019.

Keleher detalló todas las áreas en las que la agencia realizará cambios y mejoras en lo que ha catalogado como “la transformación del sistema educativo público de Puerto Rico”.

El plan de acción contempla y trabaja reestructuraciones en el área académica, como el aprendizaje basado en proyectos, un nuevo tipo de evaluación comparativa, la evaluación de directores escolares y maestros, academia de liderazgo, desarrollo profesional, un sistema unitario de siete regiones, reorganización y consolidación de oficinas regionales, presupuesto y consolidación de escuelas y el concepto de comunidad escolar.

Sobre las escuelas especializadas, como la Miguel Such, Keleher propone fortalecer los programas y ampliar el ofrecimiento de escuelas especializadas en arte, música, deportes, ciencias, matemáticas, idiomas y cinematografía.

Las siete regiones educativas que componen el Departamento de Educación local son San Juan, Bayamón, Humacao, Caguas, Ponce, Arecibo y Mayagüez.

Keleher agregó que cada una de las regiones contará con un superintendente y un superintendentes auxiliares.


Anuncio