Anuncio

Gobernador de P.Rico dice que la población apoya la anexión a Estados Unidos

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, habla en entrevista con Efe realizada hoy, miércoles 27 de diciembre de 2017, en La Fortaleza, sede del Ejecutivo, en el Viejo San Juan. EFE

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, habla en entrevista con Efe realizada hoy, miércoles 27 de diciembre de 2017, en La Fortaleza, sede del Ejecutivo, en el Viejo San Juan. EFE

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, dijo que los ciudadanos de la isla caribeña están decididos a apoyar la anexión a Estados Unidos tras comprobar en el asunto de la reforma fiscal de EEUU las consecuencias de ser ciudadanos de segunda clase y pidió una respuesta de Washington.

Rosselló, en entrevista hoy con Efe, recordó que durante los últimos 5 años ha habido dos consultas sobre la posible plena incorporación del Estado Libre Asociado al país norteamericano y que en ambas el resultado fue favorable a la “estadidad”, término que en Puerto Rico se utiliza para referirse a la anexión.

Rosselló sostuvo que en las dos consultas, según su punto de vista, se rechazó “el estatus colonial” y que, tras el paso del huracán María, el mundo entero ha podido ver lo que implica ser un ciudadano de segunda clase bajo un sistema colonial.

Las palabras de Rosselló hacen referencia a la aprobación en el Congreso de la reforma fiscal del presidente de EEUU, Donald Trump, que considera a nivel tributario a la isla como un territorio foráneo.

Las autoridades de San Juan temen que las compañías manufactureras, una vez que Puerto Rico se mantiene a nivel fiscal como territorio extranjero, salgan de la isla ante la subida de la presión tributaria.

Puerto Rico cuenta con un estatus de Estado Libre Asociado a EEUU, lo que le permite, gracias a su propia Constitución y Legislativo, dotarse de cierto nivel de autonomía, aunque áreas clave como fronteras, relaciones diplomáticas o defensa se las reserva Washington.

“Veo que el pueblo está decido a que nos convirtamos en un estado -de EEUU- y le compete ahora a Estados Unidos responder, especialmente ante el panorama de que los ciudadanos estadounidenses que vivimos en Puerto Rico estamos en desventajas”, mantuvo Rosselló.

Dijo que ve como positiva la relación de la isla con EEUU, pero que hay una realidad que perjudica a la isla al no tener representación con voto en el Congreso y no poder participar en las elecciones al presidente del país norteamericano, lo que a su juicio ha provocado “que se puede atropellar a Puerto Rico como se hizo en la reforma contributiva”.

Rosselló hizo un repaso a su primer año de mandato que termina en días, periodo en el que dijo que su Gobierno consiguió el récord de reformas más grandes en el lapso de tiempo más corto en la historia de Puerto Rico.

En sentido opuesto, indicó que la mayor decepción fue la respuesta del Cuerpo de Ingenieros de Estados Unidos en la tarea de reconstruir el sistema de energía eléctrica tras el paso del huracán María por la isla el pasado septiembre.

Rosselló aseguró que el Gobierno se preparó para la temporada de huracanes, pero que María fue la mayor catástrofe en la historia moderna no tan solo de Puerto Rico, sino de todo Estados Unidos.

Sobre si Puerto Rico recibió la suficiente ayuda de Estados Unidos tras el huracán María y las críticas de la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, sobre una supuesta dejadez por parte de Washington, destacó que cada uno puede ejecutar su rol de distinta forma.

“Puedes criticar o trabajar para obtener resultados y yo opté por la segunda”, señaló.

Rosselló se pronunció sobre la Autoridad de la Energía Eléctrica (AEE) en el proceso que siguió al paso del huracán María que supuso la destrucción de la infraestructura de la compañía estatal.

La AEE firmó un contrato de 300 millones de dólares con Whitefish Energy, una pequeña empresa de solo dos empleados fijos del estado de Montana, lo que provocó polémica y malestar en Washington, un caso que se cerró con la dimisión del director de la compañía pública.

Rosselló aclaró que todavía se está a la espera de conocer qué ocurrió, tras matizar que si se concluye que hubo algún comportamiento que quebrantó la ley se llevará hasta las últimas consecuencias judiciales a los responsables.

Adelantó que la Junta de Gobierno de la AEE va a revisar los procesos de emergencia en este tipo de eventos para que en el futuro haya unas pautas más claras sobre qué pasos seguir.

El gobernador de Puerto Rico adelantó su intención de potenciar las relaciones económicas con España, motivo por el que viajará al país europeo en los próximos meses para reforzar a una comitiva del territorio caribeño.


Anuncio