Anuncio

EEUU traslada a Rusia su preocupación por la escalada de violencia en Ucrania

El secretario de Estado, Rex Tillerson, escucha durante una reunión del gabinete de Gobierno, en la Casa Blanca de Washington DC (Estados Unidos). EFE/POOL

El secretario de Estado, Rex Tillerson, escucha durante una reunión del gabinete de Gobierno, en la Casa Blanca de Washington DC (Estados Unidos). EFE/POOL

El secretario de Estado, Rex Tillerson, trasladó este martes a su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, la “preocupación” de Washington por la escalada de violencia en Ucrania, informó hoy el Departamento de Estado.

En la conversación telefónica que ambos cancilleres mantuvieron ayer, Tillerson “subrayó" la inquietud del Gobierno estadounidense por el aumento de la violencia en Ucrania debido a las violaciones del alto el fuego que se producen en el este del país, dijo en un comunicado la portavoz del Departamento de Estado Heather Nauert.

Asimismo, el jefe de la diplomacia estadounidense “pidió" a Lavrov que el Kremlin actúe con el objetivo de “reducir el nivel de violencia” que en los últimos días incluso se ha cobrado la vida de al menos cinco soldados ucranianos, según datos de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE).

En las últimas semanas se han producido diversos enfrentamientos en las regiones separatistas prorrusas de Donetsk y Lugansk, lo que llevó al presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, a anunciar la semana pasada su intención de reforzar la presencia militar en la región.

Por otro lado, Tillerson y Lavrov coincidieron en la “importancia” de apoyar el acuerdo de paz en Siria que, desde enero de 2014, se negocia en Ginebra y que, en estos momentos, se encuentra estancado por las acusaciones de boicot del proceso que se han cruzado las partes.

Tras ocho rondas de conversaciones en Ginebra entre representantes del Gobierno sirio y de la oposición, apenas se ha alcanzado ningún acuerdo contundente, tal y como reconoció la semana pasada el mediador de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Staffan de Mistura.

Por último, Tillerson y Lavrov -tal y como ya indicó este martes la Cancillería rusa- abordaron la necesidad de seguir trabajando en la vía diplomática como mejor solución a la crisis de Corea del Norte y coincidieron en afirmar que ni Washington ni Moscú reconocerán al país asiático como una potencia nuclear.


Anuncio