Anuncio

Conflicto laboral causa elevado ausentismo en la Policía de P.Rico en Navidad

Los turistas y locales que pasean hoy por la capital de Puerto Rico y otras localidades de la isla caribeña comprueban la práctica ausencia de agentes de Policía en las calles debido a un elevado ausentismo que tiene como causa un conflicto laboral. EFE/ARCHIVO

Los turistas y locales que pasean hoy por la capital de Puerto Rico y otras localidades de la isla caribeña comprueban la práctica ausencia de agentes de Policía en las calles debido a un elevado ausentismo que tiene como causa un conflicto laboral. EFE/ARCHIVO

Los turistas y locales que pasean hoy por la capital de Puerto Rico y otras localidades de la isla caribeña comprueban la práctica ausencia de agentes de Policía en las calles debido a un elevado ausentismo que tiene como causa un conflicto laboral.

La Policía de Puerto Rico informó a Efe que en el primer turno del día de Navidad se ausentaron de sus puestos de trabajo alegando enfermedad un total de 2.615 agentes, cuando en una jornada cualquiera del año lo hacen poco más de 260, diez veces menos.

Medios locales señalan que ese desproporcionado ausentismo provocó que la dirección de la Policía se viera obligada a cerrar varios cuarteles durante la pasada Nochebuena.

Los efectos de la falta de agentes de Policía, señalaron, se dejaron sentir de manera especial en lugares como el Aeropuerto Luis Muñoz Marín de la capital, atestado de gente en esa fecha y sin prácticamente fuerzas de seguridad haciendo acto de presencia.

El elevado ausentismo, según medios de la isla, es causa además de que, por ejemplo, la investigación de asesinatos se esté demorando.

El director ejecutivo del Sindicato de Policías Puertorriqueños, José Marín, detalló que, por ejemplo, el pasado domingo 17 se ausentaron más de 4.000 agentes de Policía de un total de 12.000, un tercio de los efectivos.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, pidió al secretario del Departamento de Seguridad Pública (DSP), Héctor Pesquera, una investigación para aclarar el motivo.

Tras el huracán María, que el pasado 20 de septiembre arrasó la isla caribeña, muchos agentes de la Policía de Puerto Rico se vieron obligados a trabajar durante jornadas de 12, 14 y hasta 16 horas.

Para hacer frente al pago de esas horas extraordinarias realizadas por los agentes, ante la falta de liquidez del Gobierno, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (Fema, por sus siglas en inglés) desembolsó al Gobierno de Puerto Rico cerca de 5 millones de dólares.

Sin embargo, según los sindicatos policiales, las horas no se pagaron a los agentes de la Policía.

Además de no pagarse las horas extraordinarias, según los sindicatos, a los agentes se les devuelve de manera generalizada los formularios en los que deben de indicar el número de horas extraordinarias trabajadas con la excusa de estar erróneamente rellenados, lo que supone tener que completarlos de nuevo y en muchos casos que se presenten fuera de plazo.

Los agentes no perderán el exceso que tengan acumulado por licencias de vacaciones y enfermedad hasta junio de 2018, gracias a la Orden Ejecutiva 67 firmada por el gobernador Rosselló.

Los sindicatos culpan del problema a la responsable de la Policía de Puerto Rico, Michelle Hernández de Fraley, por imponer, dicen, una rigidez administrativa en los informes por horas trabajadas que suponen un quebradero de cabeza para los agentes, entre otros motivos.


Anuncio