Anuncio

Rosselló advierte que no tolerará el acoso sexual en el Gobierno de P.Rico

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Roselló, habla durante una rueda de prensa. EFE/ARCHIVO

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Roselló, habla durante una rueda de prensa. EFE/ARCHIVO

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, advirtió hoy que no tolerará cualquier atisbo de acoso sexual en el Ejecutivo y pidió a las posibles víctimas que denuncien cualquier situación para dar paso de forma inmediata a una investigación.

“El acoso sexual es inaceptable”, dijo en conferencia de prensa Rosselló, tras dejar claro que están abiertas las puertas “para quien tenga algo” que denunciar en el seno del Gobierno de Puerto Rico.

“Quien ha fallado no va a ser parte de mi Administración”, indicó el gobernador con gravedad, que además recordó que La Fortaleza, sede del Ejecutivo y residencia del gobernador, es “un hogar para el que exijo respeto”.

Rosselló insistió en que cualquier secretario de agencia, alto funcionario o cualquier empleado gubernamental que haya incurrido en algún caso de acoso sexual no tiene sitio en su Administración.

“Invito a cualquiera que tenga un reclamo” a que lo denuncie, concluyó.

Las palabras de Rosselló llegan después de que un analista político local hiciera referencia a comentarios de personas ligadas a La Fortaleza sobre supuestos casos de libertinaje y acoso sexual cometidos en el ámbito de la residencia del gobernador y en viajes oficiales.

El tema del acoso sexual en Puerto Rico es actualidad en los medios de la isla caribeña a causa del proceso del exalcalde del municipio de Guaynabo, Héctor O’Neill, quien se enfrenta a un caso criminal tras encontrase causa de arresto contra su persona por siete cargos, entre ellos el de agresión sexual.

Los otros delitos a los que se enfrenta O’Neill, quien militaba en el gobernante Partido Nuevo Progresista (PNP) de Rosselló, son el de violación a la Ley 54 de violencia doméstica en su modalidad de maltrato, acoso sexual en la forma de hostigamiento sexual en el empleo, exposición deshonesta, un cargo de actos lascivos contra una segunda víctima y dos cargos de violaciones a la Ley de Ética Gubernamental.

El legislador puertorriqueño Ramón Rodríguez, también del PNP, está implicado en un supuesto caso de violencia de género.

El caso es investigado de forma paralela por el Departamento de Justicia y la Cámara de Representantes de Puerto Rico.


Anuncio