Anuncio

Legalizarán en P.Rico cumplir con pago de horas extras a policías en 15 días

Dos agentes de policía pasan en bicicleta delante de unos ciudadanos cargando material en una camioneta en una calle de San Juan (Puerto Rico). EFE/ARCHIVO

Dos agentes de policía pasan en bicicleta delante de unos ciudadanos cargando material en una camioneta en una calle de San Juan (Puerto Rico). EFE/ARCHIVO

La presidenta de la Comisión de lo Jurídico de la Cámara de Representantes de Puerto Rico, María Milagros Charbonier, anunció hoy que durante la nueva asamblea legislativa se tratará un proyecto de ley para que el pago de las horas extras en la policía de Puerto Rico se hagan dentro de un término máximo de quince días, y se impongan responsabilidades a la administración de ese cuerpo al no cumplir con la ley.

El propósito del mismo, ya redactado, es enmendar la “Ley del Departamento de Seguridad Pública de Puerto Rico”.

Actualmente miles de miembros de la uniformada se han expresado a través de las redes sociales y medios de comunicación que desde el paso del huracán María, hace más de 3 meses, no se les han pagado las horas extras trabajadas durante la crisis a pesar de que la ley actual establece que se deben pagar las mismas en un plazo de 45 días, indicó hoy la legisladora.

A su vez, indicó que realizarán vistas públicas para que los uniformados se expresen, e investigar cual es el problema gerencial dentro de la uniformada que los ha llevado a incumplir con la ley.

Charbonier añadió que la alta jerarquía de la policía esta violando la ley al no pagar, y expresó que “es injusto que nuestros policías tengan que reclamar por el pago de sus horas trabajadas. Si se les dan directrices para que realicen trabajo extra su jefe inmediato tiene que saber si puede o no puede pagarles”.

“Este problema que esta afectando la salud emocional y la situación económica en los hogares de quienes velan por nuestra paz y seguridad hay que ponerle punto final. Ya es tiempo que tanto el jefe de seguridad, como la Oficina de Gerencia y Presupuesto busquen una solución a este problema estrictamente administrativo”, aseveró.

La representante por acumulación culminó asegurando que es un error grave el que se intente amedrentar a los uniformados que se han ausentado con investigaciones en su contra conociéndose por todos la situación precaria en que viven muchas familias tras el paso del huracán María.

“Muchas personas alrededor de la isla se han quedado sin hogar, otros viven aún sin los recursos básicos de agua y luz, y a todos sus finanzas se les ha afectado grandemente por los gastos excesivos”, manifestó.

Por último, indicó que no es ningún secreto que el estado emocional también se ve afectado cada día “por la ansiedad y el desasosiego que se vive”.

“Nuestros policías y sus familias no son la excepción. Antes de señalar, culpar y hacer juicio por sus ausencias deberíamos pensar en como darles la mano, como ayudar sus familias, y buscar la manera más rápida de hacer justicia por el compromiso y lealtad que han demostrado durante toda esta crisis”, concluyó.


Anuncio