Anuncio

Once gobernadores bipartidistas piden al Congreso una solución a “soñadores”

Once gobernadores republicanos y demócratas enviaron hoy una carta a los líderes del Congreso federal en la que piden que se apruebe una ley bipartidista que dé estatus legal permanente a cientos de miles de jóvenes indocumentados. EFE/ARCHIVO

Once gobernadores republicanos y demócratas enviaron hoy una carta a los líderes del Congreso federal en la que piden que se apruebe una ley bipartidista que dé estatus legal permanente a cientos de miles de jóvenes indocumentados. EFE/ARCHIVO

Once gobernadores republicanos y demócratas enviaron hoy una carta a los líderes del Congreso federal en la que piden que se apruebe una ley bipartidista que dé estatus legal permanente a cientos de miles de jóvenes indocumentados.

“Reconocemos las complejidades y los desafíos creados por este problema, pero se necesita una acción rápida y exitosa, acción que pueda generar impulso para asegurar a los políticos que también es posible avanzar en otros desafíos de inmigración”, escriben.

“Le instamos a que envíen rápidamente una señal de que queremos que continúen desempeñando un papel productivo en nuestras comunidades. Como una coalición bipartidista de gobernadores, estamos listos para ayudar ".

Los mandatarios estatales urgen a los líderes de ambos partidos en el Senado y Cámara de Representantes que “apoyen” a estos jóvenes inmigrantes, a los que califican de “estadounidenses” en una acción que mandaría una “señal” de que son queridos en EEUU y destaque su “papel productivo”.

Los gobernadores demócratas de Colorado, Minesota, Montana, Pensilvania, Carolina del Norte y los republicanos de Ohio, Nevada, Massachusetts, Vermont y Utah, así como el de Alaska, que es independiente, firman esta carta.

En la misiva aseguran que están listos para “ayudar” en pro de un objetivo que reconocen está lleno de “retos y complejidades”, pero que es necesaria una “acción rápida y exitosa”.

La carta,fechada hoy, va dirigida al presidente de la Cámara de Representantes de EEUU, Paul Ryan; a la líder de la minoría demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi; al líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitchell McConnell, y al líder de la minoría demócrata en el Senado; Charles E. Schumer.

Los once gobernadores puntualizan que “ya más de 12.000 ‘dreamers’ han perdido su estatus de protección y son susceptibles a deportación. (...) Más de 100 jóvenes en nuestras ciudades y pueblos están perdiendo su estatus de protección todos los días. Esos números se acelerarán dramáticamente sin una solución legislativa”.

También los firmantes dicen apoyar a estos jóvenes no solo porque es bueno que permanezcan en el país “para nuestras comunidades” y en pos de “una fuerte economía estadounidense del siglo XXI”, sino también porque “es correcto que nuestra nación lo haga”.

Esta semana es decisiva para una posible aprobación de una ley que dé estatus legal permanente a los jóvenes indocumentados, ya que los legisladores, de no actuar antes del viernes, se irían de vacaciones de fin de año sin haber resuelto la situación que enfrentan los cientos de miles de beneficiarios de la Acción Diferida (DACA) y otros jóvenes inmigrantes.

Este último martes, cientos de activistas y jóvenes indocumentados, que llegaron al país de niños, demandaron en Washington a los congresistas para que encuentren una solución antes de fin de año aprobando lo que se conoce como “Clean Dream Act” (un acta limpia para los “soñadores”).


Anuncio