Anuncio

Restauran con éxito la flora de la reserva de la biosfera Isla Guadalupe

El secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales de México Rafael Pacchiano durante una conferencia de prensa. EFE/Archivo

El secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales de México Rafael Pacchiano durante una conferencia de prensa. EFE/Archivo

El Proyecto Interinstitucional de Restauración Integral en la castigada reserva de la biosfera Isla Guadalupe arroja resultados favorables, contabilizándose 10.000 plantas de cedro, pino y encino que serán utilizadas en las tareas de reforestación.

En un comunicado, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) indicó que, gracias a estas acciones, se logró aumentar el número de individuos de encino insular en la isla de 50 a 500.

El programa iniciado en 2016 impactará positivamente en 700 hectáreas de la isla mediante la implementación de acciones de manejo y restauración activa, basadas en un enfoque de alto impacto para las comunidades y el ecosistema, afirmó.

Especies muy vulnerables como el junípero (Juniperus californica)- del cual solo se contabilizaban 10 especímenes adultos en la isla- también han sido repobladas, gracias a la producción de semillas.

La Isla Guadalupe es un Área Natural Protegida (ANP) que durante el siglo XIX fue colonizada por cazadores rusos, ingleses y estadounidenses, quienes introdujeron al arrecife diversos animales como la cabra feral, “cuya población aumentó exponencialmente tornándose extremadamente dañina para la isla”.

Esta especie invasora redujo drásticamente la flora de la isla, particularmente los bosques de pino y cedro (Pinus radiata var. binata y Cupressus guadalupensis), hasta disminuir su población a solo 220 pinos adultos e impedir su reproducción por décadas.

Por ello ya desde el año 2002 al 2007 se emplearon métodos de vanguardia a nivel mundial y se logró eliminar en su totalidad la población de cabra feral.

Después de esto, en tan solo dos años la isla experimentó una recuperación natural, documentándose alrededor de 20.000 pinos adultos y jóvenes, y seis plantas herbáceas y arbustos que se creían extintas (como la Satureja palmeri) fueron redescubiertas.

La superficie del bosque de ciprés endémico de Isla Guadalupe aumentó de 160 hectáreas en 2004 a 230 hectáreas en 2013.

Decretada en abril de 2005, la reserva de la biosfera comprende la zona marina y terrestre que incluye a la Isla Guadalupe, así como a las demás superficies emergidas dentro de la misma zona, sumando un total de 476.971 hectáreas de protección ambiental.


Anuncio