Anuncio

La ONU autoriza a continuar las entregas transfronterizas de ayuda en Siria

El Consejo de Seguridad de la ONU autorizó hoy a continuar durante un año más con las entregas de ayuda humanitaria a través de varios puntos fronterizos de Siria, utilizados principalmente para llevar asistencia a zonas bajo control opositor. EFE/EPA/ARCHIVO

El Consejo de Seguridad de la ONU autorizó hoy a continuar durante un año más con las entregas de ayuda humanitaria a través de varios puntos fronterizos de Siria, utilizados principalmente para llevar asistencia a zonas bajo control opositor. EFE/EPA/ARCHIVO

El Consejo de Seguridad de la ONU autorizó hoy a continuar durante un año más con las entregas de ayuda humanitaria a través de varios puntos fronterizos de Siria, utilizados principalmente para llevar asistencia a zonas bajo control opositor.

La medida fue adoptada con el respaldo de 12 Estados miembros del Consejo de Seguridad y la abstención de tres (Rusia, China y Bolivia).

Según los países promotores, la decisión permitirá mantener una vía humanitaria vital para unos tres millones de sirios, que no disponen de otras alternativas para recibir ayuda.

“No ocurre cada día que este Consejo tome decisiones que tienen impacto directo en la gente afectada por conflictos. Hoy es uno de esos días”, destacó el embajador sueco ante la ONU, Olof Skoog.

La decisión autoriza a Naciones Unidas y sus socios humanitarios a utilizar varios cruces fronterizos con Jordania y Turquía para llevar ayuda a zonas del sur y el noroeste de Siria.

Suecia, Japón y Egipto se encargaron de preparar la resolución, que finalmente salió adelante pese a que Rusia de entrada no la veía con buenos ojos.

Moscú defendía que cuando en 2014 se autorizaron por primera vez las entregas transfronterizas, Siria se encontraba en lo peor de la guerra y la medida se pensó como algo temporal.

Ahora, según Rusia, se debería trabajar con el régimen sirio y garantizar un mejor control de lo que ocurre con los cargamentos de ayuda en zonas opositoras.

El representante adjunto ruso, Vladímir Safronkov, explicó ante el Consejo que su país decidió no vetar la resolución por su interés en ayudar a la población siria, pero dejó claro que no podía apoyar el texto.

Varios países, incluida Suecia, confiaron mientras tanto en que tras varios vetos y una profunda división en el Consejo en torno a Siria, el acuerdo de hoy permita construir nuevos consensos.


Anuncio