Anuncio

Restar importancia a la problemática, factor clave para la obesidad infantil

Una falta de perspectiva por parte de los padres y restar importancia a los problemas de salud puede llevar a maximizar la obesidad infantil, según un estudio de la académica de la Universidad del Valle de México Reyna Sámano. EFE/ARCHIVO

Una falta de perspectiva por parte de los padres y restar importancia a los problemas de salud puede llevar a maximizar la obesidad infantil, según un estudio de la académica de la Universidad del Valle de México Reyna Sámano. EFE/ARCHIVO

Una falta de perspectiva por parte de los padres y restar importancia a los problemas de salud puede llevar a maximizar la obesidad infantil, según un estudio de la académica de la Universidad del Valle de México Reyna Sámano.

En su investigación “Barreras para perder peso desde la perspectiva de los niños con sobrepeso/obesidad y sus padres: un enfoque sociocultural”, la coautora indicó que “las personas perciben que un niño con exceso de peso puede representar mejor salud contra alguien con peso adecuado”.

Algunos de los hallazgos encontrados en los hábitos y creencias sobre la alimentación y actividad muestran que los niños se saltan las comidas y comen más comida chatarra el fin de semana.

La experta observó que los padres creen que los niños mantendrán su peso normal en la adultez mientras educan en prácticas inadecuadas a los niños.

Estos malos hábitos van desde considerar los vegetales como alimento para animales o indicar que beber jugo o refresco es mejor que beber agua.

“Los padres se sienten culpables de dejar a sus hijos solos para sus trabajos y, como compensación, les compran comida chatarra”, aseguró la experta.

Estas afirmaciones son conclusiones arrojadas por el estudio, que incluyó a niños y adolescentes de entre 10 y 18 años con diagnóstico de sobrepeso u obesidad y sus padres.

El 82 % de los padres tenía sobrepeso u obesidad y solo 22,7 % de los niños tenían padres participantes en los grupos focales.

Los padres fueron al hospital solo cuando sus hijos presentaron alguna complicación de la obesidad, ya que para ellos el sobrepeso no era un problema de salud.

Sámano refirió que las tasas de obesidad infantil severa se han triplicado en los últimos 25 años, con importantes diferencias por raza, sexo y clase social.

En 2006, 70 % de la población adulta tenía sobrepeso, mientras que en adolescentes la población era de 35 %. EFE


Anuncio