Anuncio

Sindicato de Patrulla Fronteriza pide dureza contra agresores de agentes

Las agresiones en contra de agentes de la Patrulla Fronteriza aumentaron un 76 % en el año fiscal 2017, un incremento que el sindicato de ese cuerpo atribuye a que esas acciones no son castigadas como se merecen. EFE/ARCHIVO

Las agresiones en contra de agentes de la Patrulla Fronteriza aumentaron un 76 % en el año fiscal 2017, un incremento que el sindicato de ese cuerpo atribuye a que esas acciones no son castigadas como se merecen. EFE/ARCHIVO

Las agresiones en contra de agentes de la Patrulla Fronteriza aumentaron un 76 % en el año fiscal 2017, un incremento que el sindicato de ese cuerpo atribuye a que esas acciones no son castigadas como se merecen.

“No hay un proceso uniforme para enjuiciar a una persona que agrede a un agente fronterizo, la gente sabe que puede agredir a un oficial y salirse con la suya”, dijo a Efe Chris Cabrera, vocero del Sindicato Nacional de la Patrulla Fronteriza (NBPC).

De acuerdo a las cifras del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), en el año fiscal 2017 se reportaron 774 ataques en contra de agentes fronterizos, un incremento del 76 % respecto de las cifras reportadas en el 2016, cuando se registraron 439 ataques.

Cabrera indico que como representante sindical sabe de varios casos en los que un agente fronterizo fue agredido, pero su atacante nunca fue enjuiciado o recibió solo un cargo menor.

“Necesitamos que los fiscales presenten cargos y enjuicien en cada caso y no lleguen solamente a un acuerdo”, enfatizó el representante del sindicato de la Patrulla Fronteriza.

El secretario de Justicia de los Estados Unidos, Jeff Sessions, aseguró el pasado abril que los ataques en contra de los agentes fronterizos no iban a ser “tolerados” durante una visita a la frontera de Arizona.

Teniendo como marco el muro fronterizo con México, Sessions dijo que los 94 fiscales federales en el país iban a dar “prioridad” a este tipo de casos y que aquellos que atacasen a un agente fronterizo “pagarían las consecuencias”.

Sin embargo, Cabrera considera que no todos los fiscales están siguiendo estas órdenes y que los castigos varían de caso en caso, incluyendo acuerdos legales que les permiten recibir sanciones más leves.

“Esto establece un precedente muy negativo, que una persona agreda un agente de la Patrulla Fronteriza y no enfrente un duro castigo, es algo muy malo para nosotros”, enfatizó el oficial.

Además de construir un muro en la frontera con México, el presidente Trump también busca dotar de más de 5.000 nuevos agentes a la Patrulla Fronteriza.

“Sin duda necesitamos más agentes, es difícil cuando se tiene a un solo agente cubriendo un área de 15 a 20 pies cuadrados y el agente más cercano para asistir se encuentra a 15 minutos de distancia”, dijo.

El incremento de las agresiones en contra de agentes fronterizos se reporta al mismo tiempo que la administración Trump informó de un histórico descenso en las detenciones de inmigrantes indocumentados a lo largo de la frontera sur.

En el año fiscal 2017 hubo 303.916 detenciones, una disminución del 23 % comparado con el 2016 y el mayor descenso desde 1971.

Al mismo tiempo que las detenciones bajaron, los ataques en contra de agentes fronterizos se incrementaron, especialmente en el Valle del Río Grande en Texas, donde se reportaron 422 agresiones en 2017, frente a los 151 ataques reportados en 2016.

En su opinión, los ataques en contra de los agentes fronterizos demuestran la “frustración” de los inmigrantes y de los carteles que transportan la droga, por las medidas más estrictas de seguridad en la frontera y la propuesta de construir un muro fronterizo.

“No todas las personas que cruzan la frontera vienen solo a trabajar, el 20 % de las personas que arrestamos en la frontera tienen algún tipo de récord criminal”, enfatizó el vocero nacional del NBPC, sindicato que representa aproximadamente a 18.000 agentes fronterizos.

Explicó que cada vez con más frecuencia los oficiales son atacados físicamente. A lo largo de la frontera en estados como Arizona y Texas se han reportado casos de inmigrantes que oponen resistencia al momento de ser arrestados y se ponen violentos.

Además les siguen arrojando piedras y otros objetos.

“Este incremento en el número de ataques es algo que al sindicato le preocupa mucho, al fin y al cabo todos queremos regresar sanos y salvos todos los días a nuestros hogares. El gobierno federal debe responder y proteger a nuestros agentes al mismo tiempo que protege a la nación”, finalizó Cabrera.

El pasado 19 de noviembre Rogelio Martínez, un agente de la Patrulla Fronteriza, fue asesinado en Van Horn (Texas) cuando vigilaba el sector de Big Bend, en circunstancias de las que no se han dado detalles.

“Un agente de la Patrulla Fronteriza asesinado en la frontera sureña, otro herido grave. Buscaremos y llevaremos a los responsables ante la Justicia. ¡Construiremos y debemos construir el Muro!”, afirmó Trump al conocer la muerte de Martínez.


Anuncio