Anuncio
Share

Compañías seguro P.Rico ya han desembolsado 300 millones por huracán María

Las aseguradoras ya han desembolsado en Puerto Rico pagos que sobrepasan los 300 millones de dólares por el huracán María. EFE/ARCHIVO

Las aseguradoras ya han desembolsado en Puerto Rico pagos que sobrepasan los 300 millones de dólares por el huracán María. EFE/ARCHIVO

Las aseguradoras ya han desembolsado en Puerto Rico pagos que sobrepasan los 300 millones de dólares por el huracán María.

Así se puso de relieve hoy en la Comisión de Asuntos del Consumidor, Banca y Seguros, presidida por el representante José González, que inició hoy un análisis de la presunta lentitud en el proceso de ajuste y pago de reclamaciones por parte de las aseguradoras en relación a los daños causados por los huracanes Irma y María.

Iraelia Pernas, directora ejecutiva de la Asociación de Compañías de Seguros de Puerto Rico (ACODESE), reconoció el interés de la Asamblea Legislativa en investigar la supuesta tardanza excesiva por parte de los aseguradores en pagar las reclamaciones e indicó que desde el 25 de septiembre los aseguradores iniciaron labores.

“Desde la referida fecha los aseguradores de propiedad y contingencia han trabajado incansablemente para poder ajustar las reclamaciones de sus aseguradores. Pero es importante considerar las circunstancias en que el huracán María dejó a Puerto Rico”, manifestó.

Añadió, de acuerdo con un comunicado de la Cámara, que a pesar de las circunstancias ya se han desembolsado pagos que sobrepasan los 300 millones de dólares, lo que apuntan a que las pérdidas aseguradas asociadas al huracán María serán mayores a aquellas correspondientes a los huracanes Hugo y Georges en conjunto.

En vista pública, el Comisionado de Seguros, Javier Rivera, explicó las gestiones que ha realizado su oficina para fiscalizar, tanto el proceso de manejo de las reclamaciones, como el procesamiento de los pagos, de modo que se inicie la reconstrucción de la isla, luego del paso de estos eventos atmosféricos.

“Como parte de la fiscalización de avanzada que comenzamos a implementar, hemos enviado en nuestra primera fase, auditores e investigadores asignados en ocho de las 15 compañías de seguros de propiedad y contingencia más grandes, para que pueda supervisar las reclamaciones tanto comerciales como privadas”, dijo el funcionario.

Aseguró, que todo el personal de la agencia ha estado concentrado en identificar patrones de prácticas o actos irregulares en el ajuste de reclamaciones, que vayan en detrimento del interés de los asegurados reclamantes.

Añadió, que en aquellos casos que así lo ameriten, han servido de mediadores para la resolución de discrepancias entre el asegurador y asegurado en busca de una pronta resolución de controversias.

Se informó que la mayoría de los seguros tienen un periodo de 90 días para contestar una reclamación, pero que en vista de los grandes daños, la Oficina ha dado instrucciones para que se le dé prioridad a sectores socioeconómicos de primera necesidad, tales como instituciones hospitalarias, hogares de cuido de envejecientes, distribuidores de alimentos farmacéuticas y toda la actividad económica necesaria para atender la emergencia.

Rivera indicó que, para facilitar el proceso de reclamación por el volumen de querellas, se identificaron varios recursos tecnológicos que “nos ayudarán a acelerar el proceso de evaluación de las querellas de modo expedito”.

También, se creó un procedimiento especial de mediación para las querellas para llegar a un acuerdo entre las partes rápidamente.

A esto se une el establecimiento de un centro de llamadas exclusivo para atender los asuntos generados por el huracán María.

El presidente de la comisión fue enfático al señalar la necesidad de acelerar la contestación de las reclamaciones en cumplimiento de los reglamentos.

Por último, González Mercado se manifestó insatisfecho ante la respuesta que se ha dado por parte de las aseguradoras del exterior que “han trabajado con eventos más terribles”, por lo que anunció que para enero llevará a cabo una vista púbica de seguimiento, así como una vista ocular en una de las empresas, en la que se invitará a las compañías más grandes para conocer las circunstancias que han hecho que se retrase los pagos.


Anuncio