Anuncio

Serenata y misa en honor de la Guadalupana en Los Angeles

Miles de fieles, además de danzantes aztecas, un grupo de mariachi y artistas, participaron en Los Angeles en la celebración de la festividad de la Virgen de Guadalupe, la patrona de México. EFE/ARCHIVO

Miles de fieles, además de danzantes aztecas, un grupo de mariachi y artistas, participaron en Los Angeles en la celebración de la festividad de la Virgen de Guadalupe, la patrona de México. EFE/ARCHIVO

Miles de fieles, además de danzantes aztecas, un grupo de mariachi y artistas, participaron en Los Angeles en la celebración de la festividad de la Virgen de Guadalupe, la patrona de México.

Un grupo de danzantes inició la celebración ante las más de 2.000 personas reunidas en la catedral angelina.

“Esta es siempre una noche especial para mí. En esta noche, sabemos, de una manera hermosa, que la Santísima Virgen María es verdaderamente nuestra madre que nos ama y nos protege”, dijo el arzobispo de Los Angeles, José Gómez.

Los fieles tuvieron la oportunidad de venerar una reliquia de la “tilma” (manto) de San Juan Diego, pedazo original del que usara el indígena en una de las apariciones de la Virgen María en México hace 486 años.

Luego del rezo de un rosario acompañado del Coro de la Catedral, el grupo de Mariachi Los Toros abrió la serenata a “La Morenita del Tepeyac” como cariñosamente llaman los mexicanos a la Virgen de Guadalupe.

Graciela Beltrán, Rozenda Bernal, Alfredo Sicairos, Osbaldo López, Jacky Ibarra, Angelito García y Angel Ng le cantaron a la Virgen en su cumpleaños.

A media noche, el arzobispo Gómez celebró la misa en honor de la Guadalupana y en su mensaje recordó especialmente a las personas afectadas por los incendios en California y a los inmigrantes.

“En nuestras oraciones esta noche pedimos por nuestros hermanos y hermanas que sufren a causa de los incendios forestales, y también por todos aquellos jóvenes y familias que ansiosamente esperan que el Congreso actúe sobre la reforma migratoria especialmente para ayudar a los Soñadores”, destacó el arzobispo.

Para Ernesto Vega, coordinador de formación religiosa de adultos en español de la Oficina de Educación Religiosa de la Arquidiócesis y experto en el tema de la Virgen de Guadalupe, se trata de una celebración “de mucho peso” para la comunidad hispana de California.

En unas declaraciones a Efe destacó que esta fiesta tiene “un sentido espiritual, un sentido cultural y un sentido humanitario”.

“El mensaje de Guadalupe es un mensaje humanitario. Ella está diciendo que en el centro del universo ‘está el Amor que es mi hijo’ y en el centro de las personas está el Amor y en el Amor no puedes causar división con tus hermanos que son diferentes”, explicó Vega.

Vega destacó que la catedral se llenó y la ceremonia fue transmitida “por la emisora de radio El Sembrador que llega a más de 40 millones de personas en el mundo además de una cadena de televisión que también alcanza a millones”.

Posiblemente es la segunda celebración más grande en el mundo después de la que se realiza en México, señaló Vega.


Anuncio