Anuncio

José Tomás vuelve a México para ayudar a las víctimas de sismos de septiembre

El torero José Tomás volverá mañana a la Monumental Plaza México para encabezar una corrida benéfica esperada con expectación por el público y cuyos fondos irán destinados a favor de las víctimas de los terremotos que azotaron el país los días 7 y 19 de septiembre. EFE/EPA/ARCHIVO

El torero José Tomás volverá mañana a la Monumental Plaza México para encabezar una corrida benéfica esperada con expectación por el público y cuyos fondos irán destinados a favor de las víctimas de los terremotos que azotaron el país los días 7 y 19 de septiembre. EFE/EPA/ARCHIVO

El torero José Tomás volverá mañana a la Monumental Plaza México para encabezar una corrida benéfica esperada con expectación por el público y cuyos fondos irán destinados a favor de las víctimas de los terremotos que azotaron el país los días 7 y 19 de septiembre.

El evento, que no será retransmitido por televisión, aunará al madrileño, al rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza y a los toreros Julián López “el Juli”, y José María Manzanares (todos ellos españoles), además de los mexicanos Octavio García “el Payo”, Sergio Flores y los hermanos Joselito y Luis David Adame.

Cuatro españoles y tres mexicanos intentarán, en el día de la Virgen de Guadalupe, llenar las 41.262 localidades con las que cuenta la Monumental con un mismo objetivo: colaborar con los damnificados de los sismos, que dejaron 471 víctimas mortales en el centro y sur del país, así como miles de heridos e infraestructuras dañadas.

Tomás, quien lleva un año sin vestirse de luces, lidiará un toro de la ganadería Jaral de Peñas, mientras que también saldrán al ruedo otros de La Joya, Santa María de Xalpa, Villa Carmela y Montecristo, entre otros.

Los boletos para ver la corrida están agotados y en esta ocasión los precios oscilaron desde los 210 pesos (11 dólares) hasta los 1.060 pesos (55,65 dólares).

Para recaudar más fondos de ayuda, se cuenta con la intervención de las tablas del ruedo del artista mexicano Javier Marín.

El artista ha trabajado en paneles que serán expuestos durante la corrida, y cuando acabe, ocho de las tablas serán firmadas por los diestros participantes.

Esas “piezas magnas” serán subastadas el próximo miércoles a favor de los damnificados, según informó la empresa “Tauroplaza México”.

La última vez que Tomás pisó el llamado “embudo de Insurgentes” fue el 31 de enero de 2016, cuando toreó con Joselito Adame. Después de esto, el de Galapagar inició una breve temporada española compuesta por seis corridas.

La última, celebrada en Valladolid, supone la última tarde en la que Tomás ha toreado hasta la fecha, dado que tomó la decisión de no hacer ni un solo paseíllo durante 2017.


Anuncio