Anuncio

Vivienda federal ofrece préstamos ventajosos a puertorriqueños tras María

El Departamento de Vivienda federal de EEUU pone a disposición de los puertorriqueños el Programa 203h que concede préstamos en condiciones ventajosas para los ciudadanos de la isla que perdieron sus casas o resultaron dañadas durante el paso del huracán María por el Estado Libre Asociado en septiembre. EFE/ARCHIVO

El Departamento de Vivienda federal de EEUU pone a disposición de los puertorriqueños el Programa 203h que concede préstamos en condiciones ventajosas para los ciudadanos de la isla que perdieron sus casas o resultaron dañadas durante el paso del huracán María por el Estado Libre Asociado en septiembre. EFE/ARCHIVO

El Departamento de Vivienda federal de EEUU pone a disposición de los puertorriqueños el Programa 203h que concede préstamos en condiciones ventajosas para los ciudadanos de la isla que perdieron sus casas o resultaron dañadas durante el paso del huracán María por el Estado Libre Asociado en septiembre.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, anunció hoy en conferencia de prensa la disponibilidad de este programa, que como dijo se espera que sirva para que las personas desistan de la emigración al adquirir una vivienda.

“Es una oportunidad para establecerse de forma permanente en Puerto Rico”, indicó Rosselló, tras recordar que cada vez que se compra una vivienda en la isla eso supone introducir cerca de 35.000 dólares en la economía local.

El Programa 203h, el cual permite la obtención de una hipoteca para víctimas de un desastre mayor que han perdido sus residencias y están en el proceso de reconstruir o adquirir otra vivienda, está disponible mediante la Administración de Vivienda Federal (FHA, por sus siglas en inglés).

“Luego de la devastación provocada por el paso de los huracanes Irma y María, este programa puede servir como una herramienta para ayudar a estabilizar el mercado de vivienda. El Programa 203h facilita el acceso a financiación para la adquisición o reconstrucción de un hogar para las personas más vulnerables que sufrieron el embate de los eventos atmosféricos”, indicó.

El programa es presentado mediante la Autoridad para el Financiamiento de la Vivienda Pública (AFV) y pueden acceder a este dueños de residencia o arrendatarios cuyas viviendas hayan sufrido daños y que necesiten reemplazar o reconstruir.

La unidad afectada debe estar ubicada en un área declarada zona de desastre por el presidente de los Estados Unidos (o PDMDA, por sus siglas en inglés), lo que tras María ocurrió con todo el territorio de Puerto Rico.

Para participar del Programa 203h no es necesario el pago de pronto (una parte del préstamo en efectivo), la nueva residencia adquirida no tiene que estar ubicada en el PDMDA donde la vivienda previa estaba ubicada y no se requiere al prestatario realizar la inversión mínima requerida (MRI, por sus siglas en inglés).

El secretario del Departamento de Vivienda (DV), Fernando Gil Enseñat, reiteró el compromiso de su agencia para facilitar los procesos para que las familias afectadas por los huracanes puedan adquirir viviendas seguras.

“El ofrecimiento de préstamos hipotecarios FHA 203h se suma a las iniciativas que ha tomado el gobernador Ricardo Rosselló para facilitar y agilizar el proceso de recuperación de Puerto Rico. Miles de familias necesitan de nuestro apoyo para volver a levantar sus hogares o para adquirir nuevas propiedades. Esta opción de financiación representa un alivio para los ciudadanos”, manifestó Gil Enseñat.

Por su parte, el director ejecutivo de AFV, Edwin Carreras Rivera, resaltó “que es un producto financiero único en su clase y ayuda a los damnificados -en áreas designadas como desastre por el presidente- a recuperarse haciendo más fácil obtener hipotecas y convertirse en dueños de vivienda o restablecerse como tales”.

El término del préstamo es hasta 30 años y la solicitud se debe someter al prestamista en el término de un año de la declaración presidencial de zona de desastre.

Durante el anuncio también estuvieron presentes el secretario de Estado, Luis Rivera Marín; el presidente de la Asociación de Bancos Hipotecarios, Dimas Rodríguez; el presidente del Hispanic Real Estate, Capítulo de Puerto Rico, Eric Haddock; y el director ejecutivo de la Asociación de Realtors de Puerto Rico, Eduardo Santos.


Anuncio