Anuncio

La ONU expresa preocupación por civiles en escalada de hostilidad en Yemen

El enviado de la ONU para el Yemen, Ismail Uld Sheij Ahmed. EFE/ARCHIVO

El enviado de la ONU para el Yemen, Ismail Uld Sheij Ahmed. EFE/ARCHIVO

La ONU expresó hoy preocupación por el impacto de la violencia contra la población civil en Yemen, donde en las últimas horas han estallado enfrentamientos entre los rebeldes hutíes y las tropas leales al expresidente Ali Abdalá Saleh que han dejado al menos 40 muertos en Saná.

“Ha habido una escalada aguda de acontecimientos serios en Saná y otras provincias en las últimas 24 horas. Estamos profundamente preocupados por las implicaciones de esos eventos sobre la población civil”, dijo en un comunicado el enviado especial de Naciones Unidas para el Yemen, Ismail Uld Sheij Ahmed.

Saleh rompió hoy relaciones con los rebeldes hutíes, pidió a la población que se levante contra esa milicia chií y a la vez hizo una oferta de negociación a la coalición árabe, que apoya militarmente al presidente Abdo Rabu Mansur Hadi.

“Todas las partes deben ejercer contención y asegurar que sus ataques nunca se dirigen a civiles u objetivos civiles. Advertimos contra el serio impacto de la violencia armada contra los civiles”, añade el comunicado.

La ONU urgió a las partes implicadas en las hostilidades a respetar el derecho humanitario internacional y los principios de distinción, proporcionalidad y precaución.

Asimismo, la organización internacional hizo un llamado a las partes a sentarse con urgencia en la mesa de negociaciones y “comprometerse con el proceso de paz”.

“Reiteramos nuestra posición de que una solución política es la única manera de salir de un conflicto prolongado en Yemen”, insistió el enviado.

El pronunciamiento de Saleh se produjo después de que esta madrugada estallaran en la capital los choques entre las fuerzas del expresidente y los rebeldes hutíes, que habían sido socios desde 2014.

Los hutíes intentaron atacar con tanques y vehículos blindados las residencias de algunos altos cargos del Partido del Congreso Popular, de Saleh, y de la Guardia Republicana, que es leal al expresidente, y según fuentes de ambos bandos y testigos, entre las víctimas hay tanto combatientes como civiles.

La milicia hutí, apoyada por Irán, amenazó este sábado con “consecuencias” al expresidente por su oferta de negociación con la coalición de países árabes suníes liderada por Arabia Saudí, que consideran un “golpe” contra ellos.


Anuncio