Anuncio
Share

El Gobierno mexicano dice que triplicó inversión en el sector aeroportuario

La inversión en el sector aeroportuario de México asciende a 81.000 millones de pesos (4.340 millones de dólares) en lo que va de mandato de Enrique Peña Nieto (2012-2018), una cifra que triplica el monto destinado en el anterior Gobierno, dijo hoy el secretario de Transportes, Gerardo Ruiz Esparza. EFE/ARCHIVO

La inversión en el sector aeroportuario de México asciende a 81.000 millones de pesos (4.340 millones de dólares) en lo que va de mandato de Enrique Peña Nieto (2012-2018), una cifra que triplica el monto destinado en el anterior Gobierno, dijo hoy el secretario de Transportes, Gerardo Ruiz Esparza.

“Se ha dado un impulso sin precedentes a la aviación mexicana, al pasar de un sector que hace seis años sufrió el cierre de 10 aerolíneas, a uno que vive un momento de importante crecimiento”, indicó.

Durante el sexenio de Peña Nieto, que terminará su mandato en 2018, el volumen de pasajeros aéreos en México aumentó un 60 %, y se crearon 420 nuevas rutas nacionales y 487 internacionales.

El secretario de Transportes puso como ejemplo las obras de ampliación del aeropuerto internacional de la ciudad mexicana de Guadalajara, que permitirán incrementar su capacidad en un 50 % alcanzando los 18 millones de pasajeros anuales.

El Ejecutivo mexicano prevé una inversión superior a los 750 millones de pesos (40 millones de dólares) para los trabajos de remodelación y ampliación de sus dos terminales y del sistema de inspección de equipaje.

El aeropuerto de Guadalajara Miguel Hidalgo y Costilla es el tercero con mayor tráfico de pasajeros y representa el 9 % del tráfico aeroportuario del país, precedido por Ciudad de México y el balneario de Cancún.

Precisamente, la mayor obra aeroportuaria que se está realizando en el país es la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).

El nuevo aeropuerto, diseñado por el arquitecto británico Norman Foster y su colega mexicano Fernando Romero, será construido en dos etapas.

En la primera, que se prevé esté lista en octubre de 2020 con un coste de 186.092 millones de pesos (9.712 millones de dólares), atenderá a 68 millones de pasajeros al año, el doble de la capacidad del actual aeropuerto, que enfrenta graves problemas de saturación.

En la segunda etapa, la nueva infraestructura tendrá seis pistas en operación simultánea, atenderá hasta 125 millones de pasajeros anualmente y más de un millón de aviones podrán aterrizar y despegar cada año, de acuerdo con los planes del Gobierno.


Anuncio