Anuncio
Share

Los polémicos tuits de Trump tensan la relación entre Londres y Washington

Londres insiste en que Trump se equivocó al retuitear vídeos de Britain First

Fotografía de archivo tomada el 25 de mayo de 2017 que muestra a la primera ministra británica, Theresa May (i), con el presidente de los EEUU, Donald Trump, durante la Cumbre de la OTAN en Bruselas (Bélgica) . EFE/Archivo

El congresista demócrata Luis Gutiérrez, uno de los políticos hispanos más combativos en la defensa de los inmigrantes, evalúa competir por la nominación presidencial demócrata para las elecciones de 2020, indicó hoy a Efe una fuente cercana al legislador.

Gutiérrez anunció este martes que, en 2019, dejará el escaño que ha ocupado durante más de dos décadas en la Cámara de Representantes con el objetivo de emprender una gira por todo Estados Unidos para movilizar a la comunidad latina y evitar que el actual presidente, Donald Trump, salga reelegido.

“Está buscando estrategias para movilizar a los votantes y presentarse a las elecciones de 2020 es una opción”, dijo a Efe esa fuente familiarizada con el pensamiento del congresista, que pidió el anonimato.

Según esa fuente, Gutiérrez, de origen boricua, siente que el Gobierno de Donald Trump está poniendo en peligro todos los temas por los que ha estado trabajando como legislador, desde una reforma migratoria hasta una igualdad de derechos para los habitantes de Puerto Rico, Estado Libre Asociado de EEUU.

Gutiérrez viajó recientemente a la isla y formuló algunas de las peticiones más duras al Gobierno de Trump para que incrementara la ayuda a Puerto Rico, golpeado en septiembre por el huracán María.

Por ello, Gutiérrez ha decidido iniciar una gira por el país para movilizar a los votantes progresistas, a la comunidad latina y presionar a su propio partido para que no “dé por hecho” a los votantes hispanos, según indicó la citada fuente.

El martes, en la rueda de prensa en la que anunció que dejaba el Congreso, Gutiérrez ya adelantó que viajará por diferentes estados como Michigan, California, Florida y Colorado para construir “una estructura de partido” que garantice que los demócratas están preparados para ganar en 2020.

Uno de los puntos fundamentales que Gutiérrez busca promover es la adquisición de la ciudadanía estadounidense por parte de millones de hispanos que tienen esa opción, pero por diferentes razones no lo han hecho hasta ahora y, como consecuencia, no tienen derecho a votar en las elecciones.

“Hay suficiente gente a la que podemos hacer ciudadanos en el estado de Wisconsin que podríamos darle la vuelta al estado. Podríamos hacer lo mismo con Michigan”, afirmó Gutiérrez.

En las elecciones de 2016, Trump arrebató a los demócratas Wisconsin y Michigan, estados que acabaron en manos del expresidente Barack Obama en 2012 y 2008.

Gutiérrez, además, hizo referencia el martes a la emigración de miles de puertorriqueños a Florida, uno de los estados clave por su gran peso electoral y que, en 2016, votó por Trump.

“Sospecho que habrá unos 250.000 puertorriqueños más en el estado de Florida en las próximas elecciones”, destacó el legislador, quien avisó de que pasará “algo de tiempo en Florida”.

El diario Chicago Sun-Times, uno de los primeros que habló de la posibilidad de que Gutiérrez compitiera por la nominación presidencial demócrata, comparó al legislador con el reverendo Jesse Jackson, icono por la defensa de los derechos civiles de los afroamericanos.

Jackson compitió sin éxito en 1984 y en 1988 por la nominación presidencial demócrata y logró que los votantes negros ganaran peso dentro de ese partido.

Según el diario, una eventual campaña de Gutiérrez podría servir para llevar a gran cantidad de hispanos a la convención nacional demócrata, donde se elige al candidato presidencial, para que la causa inmigrante sea la nueva columna vertebral de la formación.

Gutiérrez, de 63 años, ha sido uno de los principales promotores de una reforma migratoria en el Congreso y ha destacado por defender con vehemencia los derechos de los inmigrantes, hasta el punto de ser calificado como el “Moisés de los latinos”.

Durante años, el congresista ha participado en manifestaciones del lado de los inmigrantes y ha llegado a ser detenido en varias ocasiones por actos de desobediencia civil.

Gutiérrez fue una de las figuras que más presionó a Obama para que aprobara en 2012 el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), que permitió a 800.000 jóvenes indocumentados frenar su deportación, obtener un permiso de trabajo y una licencia de conducir.

Trump anunció el 5 de septiembre el fin de DACA, pero pidió al Congreso que aclarar la situación de los jóvenes, conocidos como “soñadores”, antes del 5 de marzo de 2018.

Ahora, Gutiérrez está insistiendo a su partido para que condicione la aprobación de una nueva subida del techo de deuda a una solución legislativa para los “soñadores”.


Anuncio