Anuncio
Share

EEUU niega que 25 muertos en ataque aéreo de agosto en Somalia fueran civiles

EEUU niega que 25 muertos en ataque aéreo de agosto en Somalia fueran civiles

El Ejército de Estados Unidos rechazó hoy las acusaciones de haber matado a 25 civiles el pasado mes de agosto en Somalia durante una acción militar llevada a cabo contra terroristas islámicos y concluyó, tras una “evaluación exhaustiva”, que todas las víctimas eran “combatientes enemigos armados”. EFE/EPA/ARCHIVO

El Ejército de Estados Unidos rechazó hoy las acusaciones de haber matado a 25 civiles el pasado mes de agosto en Somalia durante una acción militar llevada a cabo contra terroristas islámicos y concluyó, tras una “evaluación exhaustiva”, que todas las víctimas eran “combatientes enemigos armados”.

“Después de una evaluación exhaustiva dirigida por las Fuerzas Armadas somalís sobre la operación en Bariire, Somalia, y sobre las acusaciones de bajas civiles (...) se ha llegado a la conclusión de que las únicas bajas fueron las de combatientes enemigos armados”, informó el mando militar de Estados Unidos en África (Africom) a través de un comunicado.

Los hechos hacen referencia a un ataque aéreo ejecutado el pasado verano por tropas estadounidense en coordinación con las autoridades locales en Bariire, en la región de Baja Shabelle, a unos 50 kilómetros al este de la capital, Mogadiscio.

Tras la acción militar, se produjo una gran polémica puesto que los habitantes del lugar alegaron que el ataque había provocado la muerte de más de una veintena de civiles, cuyos cuerpos llegaron a ser trasladados a Mogadiscio, donde fueron expuestos en las calles para denunciar la acción.

El Ejército insistió hoy en que antes de llevar a cabo un ataque aéreo siempre efectúa “una planificación detallada” con el fin de “reducir el número de posibles bajas civiles”, tal y como exigen los tratados internacionales.

La presencia de terroristas del grupo Al Shabab en la región de Baja Shabelle ha provocado diversos enfrentamientos en los últimos meses, entre los que destaca el ataque perpetrado por los yihadistas el 29 de septiembre contra la base militar de Bariire de las Fuerzas Armadas somalís, en el que fallecieron al menos 17 soldados.

Somalia vive en un estado de guerra y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barre, lo que dejó al país sin gobierno efectivo y en manos de milicias radicales islámicas, señores de la guerra que responden a los intereses de un clan determinado y bandas de delincuentes armados.


Anuncio