Anuncio
Share

Líder cameral P.Rico rechaza idea de las Sección 936 como pretende oposición

El presidente de la Cámara de Representantes, Carlos Méndez Núñez, dijo hoy que ninguna versión de la antigua Sección 936, que ofrecía beneficios tributarios a empresas de EEUU en la isla, es viable para Puerto Rico porque no crea empleos o mejora salarios. EFE/ARCHIVO

El presidente de la Cámara de Representantes, Carlos Méndez Núñez, dijo hoy que ninguna versión de la antigua Sección 936, que ofrecía beneficios tributarios a empresas de EEUU en la isla, es viable para Puerto Rico porque no crea empleos o mejora salarios.

“Sabemos que el liderato actual de esa colectividad busca en el Congreso el regreso de alguna versión de la antigua e ineficiente Sección 936, con otro nombre, pero con los mismos resultados”, indicó Méndez Núñez en un comunicado de prensa sobre el líder del opositor Partido Popular Democrático (PPD), Héctor Ferrer.

El líder cameral alegó que la Sección 936, que por cuatro décadas le ofreció beneficios tributarios a manufactureras estadounidenses en la isla hasta que se derogó en la década de 1990, “lo único que hace es aumentar las riquezas de inversionistas y empresarios extranjeros”.

“Lamentablemente, Ferrer no ha tomado en cuenta que las llamadas empresas ‘936' nunca lograron su cometido: crear nuevos y mejores empleos para los puertorriqueños. Lo unció que sí lograron hacer fue llenar los bolsillos de los inversionistas que las buscaron y los empresarios que las administraron”, señaló el líder legislativo.

Detalló que, por ejemplo, en el año 1991 las empresas 936 acumularon un total 2.800 millones de dólares en créditos contributivos en Puerto Rico “sin que nuestra gente experimentara los beneficios de esta inversión billonaria”.

El líder cameral informó además que de acuerdo a un informe de la Oficina de Contraloría General de 1993, las empresas 936 generaron alrededor de unos 69.800 dólares por empleado en créditos contributivos federales.

Sin embargo, el salario promedio de los trabajadores puertorriqueños apenas llegaba a los 22.800 dólares, “la discrepancia salarial más grande en toda la “nación”, según Méndez Núñez.

“La verdad es que las compañías 936 crearon 45 por ciento menos empleos en Puerto Rico que en cualquier otra jurisdicción de Estados Unidos con una plataforma similar de incentivos contributivos federal”, agregó.

Ante esto, Méndez Núñez enfatizó que el Congreso en Washington “tiene que designar a la isla como doméstico para su programa de reforma contributiva corporativa” y luego “luchar por la inclusión de una exención para el inventario utilizados por estas empresas para la creación de sus bienes”. EFEUSA


Anuncio