Anuncio
Share

Tasa de pobreza en P.Rico podría haber pasado de 44,3% a 52,3% tras ciclón

El Centro de Información Censal (CIC) de la Universidad de Puerto Rico en Cayey (UPR-Cayey) reveló hoy, en un análisis sobre el posible nivel de pobreza que pudiese tener la isla a raíz del huracán, que la tasa de pobreza haya pasado de una 44,3 por ciento a un 52,3 por ciento. EFE/ARCHIVO

El Centro de Información Censal (CIC) de la Universidad de Puerto Rico en Cayey (UPR-Cayey) reveló hoy, en un análisis sobre el posible nivel de pobreza que pudiese tener la isla a raíz del huracán, que la tasa de pobreza haya pasado de una 44,3 por ciento a un 52,3 por ciento.

Según un escenario construido por el CIC, el 9% de personas que antes de María vivían con ingresos muy cercanos a la pobreza, es posible que en los meses posteriores al huracán hayan caído bajo el nivel de pobreza, informó hoy en un comunicado.

Ello se debe, entre otros, a que muchas personas que trabajaban antes de los huracanes ahora tienen más gastos y menos ingresos, ya sea porque están trabajando menos horas o porque perdieron el empleo.

“El huracán exacerbó los niveles de pobreza que existían en Puerto Rico y es probable que hoy esté al menos la mitad del país por debajo de los niveles de pobreza”, expresó José Caraballo, director del CIC.

“En la medida que la recuperación se alargue y más personas pierden ingresos y empleos, es posible que las 254.905 personas que tenían un ingreso entre 25 y 50 por ciento superior a la pobreza también caigan bajo los niveles de pobreza, llevando la tasa potencialmente hasta 59,8 por ciento”, agregó Caraballo.

Por otra parte, al distribuir la población entre las edades de 17 años o menos, 18 a 24 años, 25 a 64 años y 65 años o más, se reveló que la tasa de pobreza más alta en el año 2016, tanto para hombres como para mujeres, fue de un 57 por ciento para los jóvenes y niños de 17 años o menos.

Incluso, se señaló que hay una disparidad en la pobreza infantil entre municipios: Maricao tiene un 82 por ciento de pobreza infantil y Barranquitas, Comerío y Patillas 74 por ciento, mientras Toa Alta tiene un 35 por ciento y Gurabo y Guaynabo 37 por ciento.

“Aún sin considerar los embates de los huracanes, la población infantil es la más vulnerable cuando se segrega la pobreza por edad. La recuperación debe priorizar esos municipios donde de cada 10 niños hay 7 u 8 en la pobreza. Son niños y niñas marginadas que claman porque se le garanticen las mismas oportunidades que a otros niños privilegiados”, aseguró el director del CIC.

El huracán María devasto la isla hace 68 días y ocasionó la muerte de, al menos, 55 personas.


Anuncio