Anuncio
Share

Colorado se prepara ante el esperado aumento de personas desamparadas

Agencias del gobierno estatal y organizaciones benéficas de las principales ciudades de Colorado intensifican sus preparativos para ayudar a personas sin techo en respuesta a la expectativa de que este año se produzca un notable aumento en la cantidad de desamparados en el estado. EFE/ARCHIVO

Agencias del gobierno estatal y organizaciones benéficas de las principales ciudades de Colorado intensifican sus preparativos para ayudar a personas sin techo en respuesta a la expectativa de que este año se produzca un notable aumento en la cantidad de desamparados en el estado.

Según datos difundidos hoy por el Departamento de Asuntos Locales de Colorado, en 2016 se registró un aumento del 6 % en el número de desamparados en relación a 2015, lo que sitúa a Colorado entre los 13 estados en donde aumentó ese problema social, y ese problema se espera que aumente de nuevo.

Ante esta situación, la organización caritativa Feed My Sheep, en Glenwood Springs (centro turístico en las Montañas Rocosas) anunció que “una cantidad sin precedentes” de hombres se registraron para el programa de albergue nocturno que comenzó esta semana y que se extenderá hasta el inicio de la primavera en 2018.

Y en Boulder (al noroeste de Denver), el centro comunitario Outreach for Homeless debió recientemente acudir a la ayuda de organizaciones religiosas de la zona para alojar a un número récord de personas (unas 1.200) que de otra manera no hubiesen tenido dónde pasar la noche.

Por su parte, en el marco de su campaña de recaudación de fondos por motivo de las fiestas decembrinas, la organización Familias Desamparadas de Colorado (CHF) indicó que “las familias siguen siendo el grupo de mayor crecimiento entre los desamparados”, debido, entre otros factores, al alto costo de alquiler o compra de viviendas en Colorado.

A la vez, a pesar de que el problema se redujo en 2017 con respecto a 2016, los militares veteranos siguen siendo el mayor grupo de “desamparados crónicos” en este estado.

En el área metropolitana de Denver este año se detectaron 569 veteranos sin techo, contra 713 el año anterior. La nueva cifra representa poco más del 10 % de los desamparados de la región.

Casi todos esos veteranos son hombres sin albergue nocturno y con acceso reducido a centros de ayuda. Y poco más de la mitad tiene más de 55 años, según la Iniciativa de Denver contra el Desamparo (MDHI).

Según el reporte de 2017 de Denver Rescue Mission, una de cada cinco personas sin techo es un “nuevo desamparado”, por lo que la situación de alojamiento temporal podría empeorar en los próximos días con la llegada de frío.


Anuncio