Anuncio
Share

Paco Jémez buscará demostrar ante América que quien ríe último, ríe mejor

Paco Jémez buscará demostrar ante América que quien ríe último, ríe mejor

El técnico del Cruz Azul, el español Paco Jémez, ofrece una rueda de prensa. EFE/Archivo

Después de casi un año de polémicas como entrenador del Cruz Azul mexicano, el entrenador español Paco Jémez saldrá a demostrar esta semana ante el América que quien ríe último ríe mejor y las revanchas pueden tener un sabor dulce.

Jémez guió el pasado sábado a Cruz Azul a una agónica victoria 1-0 sobre Veracruz en el Apertura 2017 que le permitió subir a su equipo del noveno al sexto lugar y colocarlo por primera vez en la liguilla de los ocho mejores en la cual enfrentará en una mini serie de dos partidos a su más enconado rival, las Águilas del América.

Se trata del contrario que humilló a los Azules hace cuatro años cuando en los dos minutos finales descontó una desventaja de dos goles y le arrebató el título del Clausura 2013 con más valentía que fútbol ante un conjunto celeste asustado que se echó atrás y se dejó arrebatar el título.

Aunque Jémez dirigía entonces al Rayo Vallecano español, aquel revés aumentó los rencores entre ambas aficiones y convirtió al Cruz Azul en centro de burlas porque, a pesar de ser uno de los cuatro equipos grandes de México, lleva casi 20 años sin un título de liga.

Frente al enconado rival, Jémez ha tenido resultados pésimos. En el pasado Clausura perdió 2-0 en la jornada ocho y en el Apertura, cayó 1-3 en la decimotercera jornada de la liga, y en la Copa Mx fue eliminado 1-0 en los octavos de final, lo cual no le perdona la afición al estratega.

Cruz Azul, sexto de la tabla, recibirá al América, tercero, en el duelo de ida y lo visitará en la vuelta en la serie más esperada de los cuartos de final que se completarán con los duelos Monterrey-Atlas, Tigres-León y Morelia-Toluca.

América supera a Cruz Azul en ataque con 23 goles anotados, uno más que los Azules, y 18 recibidos, cuatro menos que su rival de turno, sin embargo eso importará poco porque en una serie corta los antecedentes no pesarán, menos en este caso en el que se enfrentarán dos equipos con una rivalidad vieja.

“No queremos llegar a la liguilla y como dicen en España, cagarla, debemos salir a morirnos valientes”, dijo Jémez apenas se clasificó y si bien su objetivo es ganar el título para evitar que el conjunto llegue a 20 años sin un cetro, el primer paso será mostrar autoridad ante un América con jugadores de primer nivel que el español disfrutará eliminar en los juegos más importantes.

Reír último con una victoria en la serie de cuartos de final hará que los hinchas olviden el desvarío de Jémez cuando hace un mes dijo que Cruz Azul no era grande y causó heridas en una institución necesitada de alegrías porque ha perdido cinco finales de liga en casi dos décadas y busca sacudirse la maldición de las derrotas a la hora cero.

En lo personal, pasar a semifinales y seguir en la lucha por el título será para Jémez un seguro de desempleo porque los medios mencionan al portugués Pedro Caixinha como próximo entrenador de su equipo, si las cosas salen mal.

“Si viene Pedro Caixinha, llegará a un gran club”, dijo Jémez la semana pasada, aunque insistió en que no piensa en mantener el puesto ni en lo contrario porque está ocupado en la liguilla en la que abrirá ante América.

Ante el mejor rival, el español se jugará la vida y espera reír último después de tres reveses, pero reír mejor.


Anuncio